Sintoniza el mundo a la unidad

Pregunta: Durante la preparación para la convención de Moscú, muchos de nosotros nos centramos en la idea de que la convención ya había comenzado, y realmente sentimos que ya estábamos allí. ¿Podremos concentrarnos constantemente en el estado de la convención?

Respuesta: Si no nos vemos viviendo en el próximo grado espiritual, en uno más elevado, nunca ascenderemos a este. Debemos hacer lo que hacen los niños pequeños lo cual, para nosotros es un ejemplo de cómo estudiar el nivel espiritual, mientras que estemos el físico. Si no anhelamos crecer, no lo haremos. Por lo tanto, el visualizar la unidad como una convención continua y permanente es sin duda útil.

En cuanto al grupo, debemos hacer lo mismo. En mi imaginación, el grupo se encuentra en el estado corregido. El único malvado, egoísta sin corregir soy yo. Por lo tanto, se supone que debo esforzarme por estar con ellos, visualizar que ya soy parte de ellos, y aclarar lo que necesito para ser incluido.

Nuestro mundo es imaginario. Sin embargo nosotros lo vemos, que es lo que pasa. Nada es real. Todo esto es simplemente un producto de mi imaginación.

Poner todo en su lugar. Da a todos, ya sea un grupo, una persona, o una cualidad, un valor determinado, un grado específico, y verás que  así estás sintonizando el mundo como un instrumento musical para que se adecue a ti.

Todo depende de cómo lo afines. Lo más alto y más bajo para ti determinará la dirección en la cual te moverás: ya sea para bien o para mal, para robas y abusar de las drogas o para amar y otorgar. Es todo depende de ti en cuanto a qué tipo de mundo crearás para ti mismo. El mundo tal como es no tiene ninguna forma. Todo depende de cómo te sintonices con él.

(45728 – De la lección en Moscú del 6/16/2011, Escritos de Rabash)

Material Relacionado:
La separación trae un descenso, la unidad un ascenso
Trayendo al mundo hacia la armonía
Es hora de empezar a cuidar del mundo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: