Trayendo al mundo hacia la armonía

Pregunta: El problema es que la humanidad piensa que la tierra le pertenece y se esfuerza por tomar la mayor ventaja de ello, arruinándola en consecuencia. Las personas no parecen entender que recibieron la tierra sólo pata utilizarla, no para poseerla. Esto lleva a la humanidad hacia las guerras, los conflictos por territorios y recursos.

¿Cómo puede el estudio de la sabiduría de la Cabalá armonizar los diferentes puntos de vista que tienen las personas y hacerles entender que al usar la tierra de manera egoísta, en principio y antes que nada, se dañan a sí mismos?

Respuesta: ¡Sólo puede hacerse si uno ve la otra cara de la moneda! Si no aprendemos a ver este mundo como si fuera transparente y si no detectamos las fuerzas que operan en la realidad circundante, no cambiaremos. Nuestro ego puede romperse sólo si ve claramente cómo sus acciones traen dolor: “Esto me lastimará”.

Debemos llegar a un estado mediante el cual revelemos lo integral de la naturaleza. Entonces simplemente no seré capaz de cometer un mal ya que veré cómo mediante esto me daño a mí mismo ¡Es la única manera! no hay otra. Las personas no aprenderán de otra manera.

Pero podemos revelar este tipo de conexión mutua entre nosotros sólo a través del trabajo de uno en el entorno, en los esfuerzos por unificarnos, mientras tratamos de elevarnos por encima de nuestro ego. Entonces llegamos a sentir cuán difícil es esto y comenzamos a estudiarnos a nosotros mismos, a nuestra naturaleza, a todas nuestras propiedades egoístas; discernimos si somos o no somos capaces de unificarnos con los otros en contra del deseo y cómo exaltarlos ante nuestros ojos.

Este es un trabajo sicológico interno tremendo, y continúa hasta que comenzamos a descubrir las fuerzas internas. Básicamente, ocurre cuando revelamos la fuerza general, el poder de unidad que nos transforma a cada uno de nosotros.

Aun así, no tenemos opción. Hoy, la humanidad se encuentra en un estado muy peligroso. Podemos ver claramente que en otros 10 a 15 años todos los recursos energéticos estarán agotados. La extracción de todas las principales fuentes de energía, tales como petróleo, gas, carbón, o agua, ha disminuido drásticamente. Necesitamos llegar al equilibrio con la naturaleza.

(44676 – De la lectura en Roma del 5/20/2011)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta