Un trampolín al Infinito

Pregunta: ¿El deseo de las mujeres contiene el deseo de adquirir la intención de otorgar?

Respuesta: Esta intención está ausente del deseo de ambos, de los hombres y de las mujeres. ¿Cómo es que este puede aparecer dentro de nosotros? Todo lo que queremos es recibir. ¿Cómo podemos adquirir la intención de otorgar? La Luz es la que lo hace, no nosotros.

Yo soy absolutamente egoísta; yo solo pienso en mi mismo y no puedo dejar este estado. Tampoco pueden trabajar diferente los deseos en mi corazón, ni los pensamientos en mi mente. Esto es naturaleza, así es como fui hecho. Entonces, ¿Qué hacer?

Solo si nosotros, juntos, deseamos de manera correcta que la Luz descienda sobre nosotros y nos corrija, entonces vamos a adquirir aparte de nuestro egoísmo, una intención de trabajar correctamente. Este será el deseo por la Luz, por la voluntad de otorgar, de amar.

Nuestro egoísmo se quedara. Pero trabajando en el correctamente, incrementaremos e intensificaremos la Luz. Esta es la esencia de nuestro sendero histórico.

Desde el mundo del Infinito, desde nuestro primer estado donde comenzamos, pasamos por nuestro estado presente, el segundo y alcanzamos el mundo del Infinito, el tercer estado, una vez más. Este tercer estado se dice que es 620 veces más grande que el primer estado. 620 es solo un nombre, en realidad es millones de billones de veces más grande. La clave es que en el tercer estado nosotros sabemos en donde estamos.

En el primer estado fuimos una gota de semen y en el tercer estado nos volvemos completamente como el Creador, adquiriendo su estado. Esto es lo que alcanzamos gracias a esta amplificación, cuando nuestro egoísmo esta lentamente desarrollándose en nosotros como un gran ego, mientras que podemos usarlo para intensificar la débil Luz de Nefesh que nos lleno en el primer estado.

Nefesh es una Luz muy pequeña, en la que la vida apenas existe. Y en el tercer estado, nosotros alcanzamos el grado que es llamado NRNHY, una inmensa Luz que llena todos los mundos.

(45674 – De la Lección 2, Convención en Moscú del 6/10/11)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta