Una ciencia acerca del mundo

La sabiduría de la Cabalá nos explica todo el sistema del universo, nos describe el mundo del Infinito, y las cuatro fases de la expansión de la Luz directa, es decir, la formación de los deseos “a partir de la ausencia”.

La Cabalá aclara qué significa “a partir de la ausencia”, qué es existir en una dimensión espiritual fuera de nuestro mundo, mientras que descendemos en él y ascendemos de él; qué significa “existir más allá del tiempo, del espacio y del movimiento”, qué tipo de estados son estos, y ¿cómo se realizan, de acuerdo con Einstein o con alguna otra forma más elevada?

La Cabalá también analiza el descenso del deseo. Esta nos habla sobre el deseo y la influencia sobre él de un solo parámetro, de la Luz. No hay nada en el universo con excepción de la Luz y el deseo. Ellos engendran todo lo que vemos en nosotros y entre nosotros. Todas estas cosas son diferentes manifestaciones del deseo, que fueron formadas por la Luz de una manera u otra.

La Cabalá nos habla sobre el descenso gradual desde Arriba hacia abajo y la creación de bloques del estado espiritual: Partzufim, Sefirot y mundos (ocultamientos). Esto se refiere a un proceso causal estricto y preciso, el cual estudiamos con un enfoque científico.

Hay una enorme cantidad de materiales puramente científico y complicados sobre este tema: gráficos, ecuaciones, condiciones que describen con precisión la causa y el efecto del desarrollo del deseo bajo la influencia de la Luz, de las pantallas, de los registros informativos (Reshimot), de las etapas de desarrollo, y así sucesivamente. Todo esto es ciencia pura que no tiene nada que ver ni con la religión ni con el lirismo, no es más que física pura.

Además, la Cabalá habla de nuestro mundo, acerca de su creación. Desde hace 3700 años los cabalistas describieron cómo una chispa de Luz creó el volumen de nuestro mundo, porque anteriormente, este espacio tampoco existía. Entonces, el Big Bang ocurrió en este espacio, y esta chispa diminuta dio origen a toda la materia de nuestro mundo.

Todo nació a partir de la ausencia en el mundo del Infinito. Puesto que no comprendemos esto, nos preguntamos: “¿Qué significa todo a partir de la nada?” Sin embargo, los físicos dicen que lo mismo ocurrió también en nuestro mundo: Hubo cierta chispa, un punto, que de repente explotó y produjo todo el universo. En otras palabras, la ciencia moderna sigue los mismos principios y nos dice exactamente lo mismo que nos dice la Cabalá, incluyendo los cuatro estados consecutivos del desarrollo: inanimado, vegetativo, animado y humano.

La Cabalá nos habla también acerca de la creación del universo durante miles de millones de años, y luego de nuestro planeta a partir de una nube de gases. Se describe en los libros de Cabalá que tiene cientos y miles de años. Hoy en día la física, la geología y la astronomía dicen lo mismo.

Los cabalistas describen los períodos de calentamiento y enfriamiento de la Tierra, los cuales tomaron decenas de millones de años, hasta que apareció una corteza sólida junto con la oportunidad de que existiera la materia proteica, debido a la adecuada distribución entre todos los componentes. ¿Por qué específicamente materia proteica? ¿Por qué específicamente este tipo de fundamento en vez de silicona o metano, o algún otro material? La Cabalá explica todo esto.

Y, por último, la Cabalá nos habla acerca de la creación de un ser humano que fue el resultado del desarrollo gradual de la naturaleza inanimada, vegetativa y animada. La Cabalá describe las etapas intermedias: los corales que se encuentran entre los niveles inanimado y vegetativo, una especie especial que representa el estado intermedio entre los niveles vegetativo y animado, y un primate, que es la forma intermedia entre el estado animal más elevado y el hombre.

La Cabalá describe todas estas etapas y muestra por qué la evolución ocurrió de la manera en la que lo hizo. La única diferencia con la teoría de Darwin es que la Cabalá habla acerca de los datos de información que existen desde el principio, de los genes informativos que existen en la materia, los cuales se desarrollan según un programa preestablecido en vez de la evolución accidental o de la evolución que depende de las circunstancias.

Todas las especies se realizan sobre la base de sus parámetros internos, que existieron desde el principio en el mundo del Infinito, y simplemente han descendido y se han realizado por sí mismos aquí, con el fin de dirigirse de nuevo hacia arriba. Toda esta cadena está determinada de antemano, es calculada con antelación desde el principio hasta el final.

(45544 – De la Lección 1, Convención en Moscú del 10 de Junio del 2011)

Material Relacionado:

¿Qué necesitamos añadirle a la creación?

Instrucciones: como “formatear” un receptor espiritual

Revelando la dimensión espiritual

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta