Una pregunta retórica: “¿Quién tiene la culpa?”

Pregunta: ¿Qué tiene que suceder para que la humanidad comience a adoptar el método de corrección?

Respuesta: La mayoría de las personas aun no entienden de dónde vienen todos los problemas. No se trata del gobierno, del desempleo, de manipulaciones políticas y económicas, o intrigas “bajo la mesa”. La presión de Norte América y la mano de obra barata en China son simplemente la parte externa del juego, pero las personas piensan que alguien en este mundo aun tiene poder sobre ellos, como si líderes políticos del tipo de Ahmadinejad, Obama, o Merkel pudieran en realidad determinar algo.

¿Cuál es el punto de salir a las calles y afirmar algo en voz alta si no está funcionando de todas maneras? ¿Cuántos gobiernos necesitan cambiar para mostrarnos alguna utilidad? Debemos entender de una vez y para siempre que los cambios sólo vienen de Arriba, mediante el poder de la naturaleza, y no mediante la voluntad de algún gobernante. Él es sólo lo mismo que su pueblo ¿qué sabe él? ¿Qué podría hacer en el mundo global donde el bienestar de cada país depende de todo el resto?

Hay una lógica simple en ello. Existen más de 250 países en el mundo ¿Qué puede hacer un primer ministro con algún país bajo las condiciones de total interdependencia? ¿Qué opciones tienen en el mercado común? La economía global está gobernada por leyes crueles y es imposible dar un paso hacia la derecha o la izquierda ya que cada uno está atado a su propia zona de influencia ¿Se la asigna al líder de cada nación una varita mágica junto con su puesto?

Las personas esperan un cambio en el poder cuando, en realidad, sólo va a ponerse peor, no por causa de ciertos líderes, sino porque están mirando en la dirección equivocada. Las personas aun tienen que entender quién está realmente a cargo de la situación. Si no dispersamos la sabiduría de la Cabalá en el mundo, nunca lo sabrán, mientras tanto sentirán que es nuestra culpa. No están conscientes de la Cabalá la cual escondemos en nuestras manos, pero nos estarán señalando sólo a nosotros.

Entonces, como está descrita la era de Gog y Magog, todo el mundo estará reclamándonos. Primero, habrá guerras entre las naciones que después se volverán contra Israel. Sólo es natural ya que están en conflicto y no tienen idea de qué hacer.

Culparán a otros hasta que comiencen a entender que todos están en peligro, todos están desesperados, pero no hay salvación en nada ¿De dónde viene esta desgracia? ¿De quién es la culpa? No, no es de Obama, de Amadinejad, de Merkel o Sarkozy. Ellos no son culpables; es sólo de los Judíos. ¿Cómo es eso? Así es como lo sienten.

Es una reacción natural de un antisemita: “¡Todo es tu culpa!” Francamente, ¿Se equivocan? No, no se equivocan. Así es como va a ser si no dispersamos el método de corrección a tiempo y mostramos disposición de compartirlo con el mundo.

Debemos actuar adelantándonos a sus reclamos y estar listos para responder al deseo del mundo. Debemos aplicar la medicina antes de que la enfermedad se agudice. Te aclaro, no es porque les temamos, sino porque esa es la voluntad del Creador que no quiere ver a ningún pueblo sufrir.

(44343 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 30 de Mayo del 2011, “La Paz”)

Material Relacionado:

El camino al corazón del mundo

El silencio como un signo de impotencia

Educación para el nuevo mundo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta