Como un tallo de manzana

Baal HaSulam, Arvut (Garantía mutua): La nación israelí ha estado construyendo una especie de puerta de salida por medio de la cual las chispas de pureza brillen sobre toda la raza humana en todo el mundo.

Las personas que reciben un anhelo o impulso dirigido directo al Creador son escasas. Está dicho en la Torá: “Eran los más pocos de entre todos los pueblos”. Seguirá siendo así. Esas personas reciben un despertar desde Arriba y aspiran directo al Creador (Yashar-El en hebreo), mientras que la mayoría no recibe una “llamada de atención”, sino sólo más problemas en la vida.

Aquellos llamados “Israel” de acuerdo con la dirección de su anhelo, se corrigen y se preparan porque han recibido de Arriba tanto el despertar como el método que cubre todas las etapas del camino. Y por lo tanto, se preparan para ayudar con la corrección de otras personas que no reciben ningún despertar, ninguna metodología, ningún maestro, nada.

La humanidad necesita una especie de representante, un contacto, como un tallo que conecte la fruta con el árbol, un adaptador, un enlace de transición, un conector, que conecte a las personas con la Fuente. Este tiene una parte de la Fuente y una parte del mundo. Esta parte es llamada “Israel”.

Las personas que pertenecen a Israel deben sentirse como representantes del Creador y actuar de acuerdo a ello. Sin embargo, en adición, debido a la ruptura, ellos incluyen las propiedades de las naciones del mundo y de acuerdo a esto deben mantener su conexión con el resto de la humanidad.

El orden es como sigue: Al principio, la parte de la humanidad formada por Abraham y llamada “Israel”, experimenta el ascenso espiritual y establece la conexión con el Creador (1); esto sucedió durante el primer y segundo Templos. Después, esta parte desciende “hasta los pueblos” (2).

Entonces, tiene lugar la mezcla (3), durante la cual parte de Israel permanece fuera de la nación. Se corrige (4) y se eleva de nuevo, pero esta ya tiene la conexión con la nación. Entonces, Israel puede dirigirse a las naciones del mundo (5), corregirlas, y entonces llegar juntos al Creador (6).

(49120 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 24 de Julio del 2011, “Arvut (Garantía mutua)”)

Material Relacionado:

Experimentando la vida espiritual

¿Qué queda de una manzana?

Nuestro punto de coincidencia con la humanidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: