Dar no significa imponer

Pregunta: Tengo que reforzar mi deseo de difundir la sabiduría de la Cabalá. Cuanto mayor sea mi deseo, más seré capaz de dar al mundo. ¿Cómo acrecentar un deseo para que sea tan grande que sólo los derrames hacia afuera?

Respuesta: Para hacer esto, necesitas desarrollar la capacidad de tener empatía con la gente y sentir su dolor. Digamos que has “caído” en una cierta idea de Baal HaSulam, y decidiste revelar al Creador, y unirse con Él. Ahora, quieres imponerla a todos los demás. ¿Puede esto ser otorgamiento hacia el mundo?

Otorgar a las demás personas significa llenar sus deseos en lugar de los tuyos. Tú no los obligas a aceptar lo que es importante para ti. Por el contrario, sus deseos se vuelven más importantes para ti. Esto es otorgamiento. De lo contrario, quieres imponer por la fuerza algo en ellos.

Por ejemplo, ellos quieren ver fútbol, ​​pero tú cierras todos los estadios. “Yo les mostraré el fútbol. Asfaltaré todos los campos. Pasaré una ley que prohíba el fútbol como un juego”. Crees que de esta manera, tendrán tiempo libre para la corrección interior. Esto es lo deseas. Ellos no quieren que corrección alguna, quieren fútbol.

¿Crees que esto es amor? ¿De verdad crees que puedes darle algo a la gente por la fuerza? Sólo rompes sus vidas. ¿Es esto realmente lo correcto?

Amar a alguien significa tomar su deseo y llenarlo. Es por eso que necesitamos un sistema educativo, para que podamos actuar de manera gradual, suavemente y sin presión.

Debemos explicarle a la gente que todas sus desgracias son causadas por la falta de equilibrio con la naturaleza y por el odio de los demás. Esto es exactamente lo que nos hace opuestos a la naturaleza, y es por eso que sufrimos en diferentes niveles.

Explica las cosas cada vez que surge una oportunidad y gradualmente establece una comunicación con quienes toman tu mensaje en un grado u otro. Necesitamos ir a la gente con las cosas que prometen bienestar.

Por ejemplo, ahora es la temporada de vacaciones. Entrega, a la gente que sale de vacaciones en el aeropuerto, folletos con coloridas ilustraciones y humor al mismo tiempo, que expresen la idea que deseas transmitirles. Haz que este folleto sea agradable para que la persona lo abra durante el vuelo o cuando esté descansando. Que su forma se corresponda con su estado de ánimo, puesto que su contenido es atractivo, lo cual le promete un buen rato una vez que regrese a casa.

¿Podemos hacer este tipo de folletos? Hasta el momento, no lo hemos hecho.

(47924 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/12/2011, “Matan Torá (La entrega de la Torá)”)

Material Relacionado:
Irradiando amor hacia el mundo
Garantía mutua en bandeja de plata
Cuando el sol no abandona el cenit

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta