De las Naciones Unidas acerca de la crisis global

Naciones UnidasEncuesta Social 2011 y Economía Mundial”:

Mientras que la humanidad ha hecho enormes progresos en la mejora del bienestar material de los últimos dos siglos, este progreso se ha logrado acosta de la degradación duradera de nuestro entorno natural. Alrededor de la mitad de los bosques que cubrían la tierra se han ido, los recursos de aguas subterráneas se están agotando y se han contaminado, ya han tenido lugar enormes reducciones en la biodiversidad y, a través del aumento de la quema de combustibles fósiles, la estabilidad del clima del planeta está siendo amenazada por el calentamiento global… La incidencia de los desastres naturales se ha quintuplicado desde 1970… Para que las poblaciones de los países en desarrollo logren un digno nivel de vida, especialmente los miles de millones que actualmente viven todavía en condiciones de pobreza extrema y los 2 millones de personas adicionales que se han añadido a la población mundial a mediados de siglo, será necesario mucho más  progreso económico.

La  continuación a lo largo de las vías previamente transitadas de un mayor crecimiento económico va a exacerbar las presiones ejercidas sobre los recursos del mundo y del medio ambiente natural, que se acercarían a los límites en los que los medios de subsistencia ya no serán sostenibles… Se está expandiendo rápidamente el uso de energía, impulsado principalmente por los combustibles fósiles, lo que explica el por qué la humanidad está a punto de romper los límites de la sostenibilidad del planeta por el calentamiento global, la pérdida de biodiversidad, y la alteración del balance del ciclo de  nitrógeno y de otras medidas de la sostenibilidad del ecosistema de la Tierra. Se necesita con urgencia una transición completa de la energía mundial para evitar una mayor catástrofe planetaria…

La reducción del uso de la energía y de las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a la población creciente y cada vez más urbana requerirán cambios drásticos en los patrones de consumo, sistemas de transporte, residencial y la construcción de infraestructura y sistemas de agua y saneamiento.

Mi comentario: Es imposible hacer la transición a una economía prudente de consumo sensato sin corregir la naturaleza del hombre. Sin embargo, la corrección de la naturaleza del hombre de egoísta a altruista se opone por las autoridades y al sistema, porque entonces estas perderían su poder sobre el mundo.

Por lo tanto, siempre que sea posible, la principal tarea de las autoridades y de los bancos es evitar por todos los medios que la gente piense acerca de la crisis, aún a costa de aumentar la deuda nacional, de la manera en que los Estados Unidos están haciéndolo. Y todos los gobiernos están de acuerdo con esto.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: