El amanecer en lo profundo del deseo

Pregunta: ¿Por qué revelo dentro de mí el odio hacia el amigo? ¿Es para que yo no reciba placer individual, personal del Creador?

Respuesta: Lo que sientes hacia el amigo no es tanto odio, sino más bien rechazo o antagonismo por varias razones. Tú ciertamente rechazas, odias, y te niegas a aceptar al Creador en la misma medida. Y esto te presenta una oportunidad de corrección. Después de todo, revelas un espacio para el trabajo, tu propia “zona de construcción”. Esta es la única manera en la cual avanzamos; no tenemos otra área para el trabajo.

Esto es lo que diferencia la ciencia de la Cabalá de todos los otros métodos. Uno pensaría que nos habla de asuntos elevados, de esferas celestiales, cuando en realidad no hay nada en la Cabalá excepto trabajo en el grupo con los amigos, un trabajo muy simple y real.

La humanidad como un todo también está llegando a esta necesidad. Todas las naciones necesitarán llegar a ser un “grupo”; de otra manera, no tendrán derecho a existir. La Luz superior nos afectó constantemente y nos llevó a este punto, y hoy ilumina el deseo a tal profundidad que debemos entender: No sobreviviremos sin unidad. De ahora en adelante nuestra vida no depende de la economía y del comercio, como durante los pasados 50 años. Dependemos cada vez más de la interconexión humana; necesitamos unir nuestras almas.

De esta manera, las Luces afectan las vasijas, penetrando cada vez más profundo en ellas e iluminando esta necesidad. Si lo queremos o no es irrelevante. La maquinaria del generador acelera, el reflector amplifica el brillo de las lámparas, y su resplandor se proyecta en la profundidad de nuestros deseos.

(47707 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/10/2011, “Matan Torá (La entrega de la Torá)”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta