El amor cubrirá todos los pecados

El periodo de preparación es llamado periodo de “pecados y transgresiones”. Tú puedes oponerte y decir: ¿Cómo pudo ser esto una transgresión si yo no tenía entendimiento o conocimiento de nada?

Si, tú no sabias pero actuaste. Y aun que tú trataste de seguir las instrucciones de la Cabalá, estudiaste y estuviste en un grupo, lo hiciste todo por tu propio bien. Es por esto que  sin darte cuenta, llevaste a cabo las acciones en un grupo y estudiaste de manera egoísta, en vez de hacer esto por el bien del otorgamiento. Tú trataste de usar a tus amigos y la Cabalá para tu propio beneficio, y estos pecados son llamados “transgresiones no intencionales” o “errores involuntarios, negligencia”.

Posteriormente, cuando nos elevamos al grado espiritual y adquirimos la fuerza para actuar por el bien del otorgamiento, nosotros corregimos estos pecados. Primero corregimos los “errores”, y al hacerlo nos elevamos al grado de Bina, otorgar por el bien del otorgar, temor. Y entonces corregimos las “transgresiones” por otorgamiento y adquirimos el grado del amor, fe absoluta.

¿De donde vienen las transgresiones y la negligencia, las cuales corregimos por el otorgamiento y amor en el grado de Bina y Keter? Fueron alguna vez guardadas en nuestros deseos egoístas, como está escrito: “La bestia lo tragará y lo escupirá”. Y de esta manera hemos completado un número de transgresiones que no podemos corregir.

Pero la persona que no ha entrado al grupo y no comienza a estudiar para alcanzar la meta con cualquier intención que él sea capaz, no comete “transgresiones” ni comete “errores”. El no tiene nada que corregir, el carece de “la inclinación al mal”.

Esta “inclinación egoísta” de la que la Cabalá habla es una cualidad especial. La formamos mientras que estamos en el grupo, cuando estudiamos (Lishma), cuando estamos seguros de que actualmente existimos en egoísmo (Lo Lishma), y cuando cometemos transgresiones horribles por alcanzar la espiritualidad para nuestro propio bien y recogemos recompensas en todos los mundos.

Así es como acumulamos transgresiones y errores dentro de nosotros. Y hasta que no reunamos una medida llena de estos, durante los “400 años de la esclavitud egipcia”, somos incapaces de escapar de ella y de comenzar la corrección.

(48586 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 19 de Julio del 2011, “Arvut (Garantía mutua)”)

Material Relacionado:

Acerca del amor y el odio

El mal nos muestra la forma del bien

¡Mientras te pierdes en otros, no te pierdas a ti!

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta