El Talmud y la deuda griega

Opinión: (Mario I. Blejer, Ex-dirigente del Banco Central de Argentina y ex-directos del Banco de Inglaterra): “Exusten dos formas de ver la majestuosamente insostenible montaña de deuda soberana de Grecia. Existe en primer lugar, una perspectiva práctica y de corto plazo, que se enfoca en asegurar alguna forma de reestructurar de forma ordenada (posiblemente también para otros estados europeos) sin acabar con la Unión Europea. Y existe una perspectiva “moral,” que se enfoca en la naturaleza de la deuda y las consecuencias económicas a largo plazo en caso de no respetarla. Ninguna perspectiva está equivocada; por el contrario, el problema es cómo reconciliarlas…

“En esas circunstancias, el Talmud …podría tener la clave…

“El verso dice literalmente, ‘Nosotros (la corte) lo forzamos hasta que él dice que quiere hacerlo voluntariamente.’ Entonces, ‘En los divorcios (si el hombre se niega a darlo), aplicamos la fuerza sobre él hasta que dice “Quiero hacerlo voluntariamente.”’ De forma similar, si una corte fuerza a una persona a vender su propiedad, la venta es válida porque se considera llevada a cabo voluntariamente.

El entender esta aparente contradicción arroja luz sobre la controversia que rodea el asunto de la participación de los propietarios de bonos privados en el paquete de rescate griego. Se argumenta que, para evitar una falta de pago, los acreedores privados deben acordar respaldar parte del costo del rescate ¿pero cómo se le impone una pérdida financiera a los propietarios de bonos sin que esto sea clasificado por las agencias de calificación crediticia como una falta de pago? ….

“Usando la lógica del Talmud, uno puede también mostrar que hay mecanismos que pueden (y deben) ser usados para hacer presión en las partes en el interés de obtener resultados voluntarios superiores.

Existen dos interpretaciones predominantes del pasaje del Talmud. Una argumenta que la coerción puede hacer cambiar de parecer. Cuando una corte fuerza aun individua hasta que se rinde y dice que quiere seguir órdenes, sus acciones obedientes deben considerarse voluntarias, porque, en última instancia, el ha tomado la decisión consciente de estar de acuerdo…

“La alternativa es buscar una resolución cooperativa, consistente con la benigna interpretación de ‘complacencia forzada.’ Esto se puede lograr mediante adoptar algunos aspectos del modelo usado en Europa del este, conocido como “La iniciativa de Viena.” …

“El primer pilar de ese modelo es el involucramiento simultáneo de todas las partes para designar el esquema desde el principio …El segundo ingrediente son incentivos adecuados para participar, incluyendo financiamiento directo de los gobiernos propietarios de bonos … El tercer componente es el ejercicio de persuasión en los propietarios de bonos para lograr una máxima participación, obteniendo compromisos previos de vinculación, h eliminando a los oportunistas.

Ya que este esquema implicaría pérdida para los propietarios de bonos, se necesita una fuerza oficial importante y la presión de los participantes…

“Por lo tanto, bajo este modelo (y a pesar de la presión inicial) el comportamiento de los propietarios de bonos podrá ser considerado verdaderamente voluntario. Y, aun cuando las agencias de calificación crediticia podrían todavía considerar un resultado del tipo de la convención de Viena una falta de pago, los sabios del Talmud nos muestran por qué se requiere una clasificación más concienzuda.
[49579]

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta