Habla cuando tengas algo que decir

Pregunta: ¿Cómo podemos abordar al mundo con el mensaje de garantía mutua? ¿Qué podemos utilizar para interesar y emocionar a una persona?

Respuesta: No podemos atraer a una persona hacia la garantía mutua porque tenemos que mostrarle sus recompensas, demostrarle lo que puede obtener de ella. Los anuncios prometen una gran cantidad de placer. “¡Compra! Simplemente no puedes imaginar la felicidad que esto te produce”. ¿Podemos utilizar el mismo estilo para anunciar la garantía mutua? Si no podemos, es mejor guardar silencio al respecto.

Por lo tanto, tenemos que preparar la explicación correcta después de la cual la persona no será capaz de quedarse en casa, sino que se apresurará a la dirección especificada. Si tenemos algo que decir, vale la pena iniciar una conversación, pero no somos capaces de hacer esto. Es por eso que estamos estudiando.

Hoy en día, no tenemos nada con qué atraer al mundo hacia la garantía mutua. El mundo inicialmente no siente la necesidad de hacerlo. La garantía mutua no es comida, sexo, familia, dinero, poder o conocimiento. ¿Cómo podemos investirla con vestiduras reconocibles y que prometan algo familiar, comprensible? La gente tiene que ser dirigida de acuerdo a sus deseos. Tenemos que prepararnos de manera seria, pero esperar la iniciativa de ellos.

A poco más de crisis, algunos problemas más, y, en consecuencia, en contraste con este contexto de necesidades que vayan surgiendo, seremos capaces de hablar con la gente. De lo contrario, es imposible alcanzar a la persona antes que nuestra propuesta cumpla con sus deseos.

La publicidad recurre a aquellos deseos que son inherentes a nosotros originalmente. Esta hábilmente los acomoda, tomando la forma que corresponde a este placer. ¿En que puedo investir el placer de garantía mutua y de unidad?

El “vestido” debe ser tal que la gente pueda ver los beneficios. “Tendré más comida, más sexo, más felicidad en la familia, más apoyo y honor. Obtendré fuerza, educación, dinero, y así sucesivamente. “Si no hay tales cosas, sigue siendo una idea abstracta como “Chicos, seamos amigos”. Tenemos que buscar la manera de que la gente se acerque, de comunicarnos con ellos para que mostrarles: Esto vale la pena.

¿Cuál es el beneficio de la garantía mutua y de la unidad? Hoy en día, podemos decir que les permitirá establecer un equilibrio con la naturaleza, afrontar problemas ecológicos tales como la invasión de medusas, la actividad solar, o el desempleo.

Sin embargo, nuestro mensaje debe ser presentado de forma clara, concisa y simple, sin paralelismos filosóficos entre la garantía mutua y el precio del queso para untar. A los ojos de la gente, tienen que estar claramente vinculados entre sí: “Si te unes en garantía mutua, contarás cada día con diez unidades de queso para untar. Si no, no será capaz de comprar nada en absoluto”. Nuestras explicaciones tienen que ser claras y obvias en este grado.

(47916 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/12/2011, “Matan Torá (La entrega de la Torá)”)

Material Relacionado:
Cuando los problemas no se resuelven de a uno
El arte de llegarle a las masas
Cuando los problemas no se resuelven de a uno

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: