La división espiritual del trabajo

Hay vasijas que han sido dadas, Galgalta ve Eynaim (GE), llamadas “Israel”, lo cual quiere decir “directo al Creador”. Justamente estas vasijas pueden atraer la Luz porque ellas están más cerca a ella y contienen solo la fuerza del otorgamiento.

Existen también las vasijas receptoras, AHP, “las naciones del mundo”. En realidad, ellas son importantes y todo es hecho por ellas. Sin embargo, ellas mismas no son capaces de recibir la Luz directamente si las vasijas de Israel no conducen la Luz hacia ellas. 

Esta es la división de las tareas: Galgalta ve Eynaim debe atraer la Luz al AHP, y AHP debe suplir el deseo a Galgalta ve Eynaim para que ellas conduzcan la Luz al AHP. Solo esta cooperación mutua nos llevará a alcanzar la corrección final.

Todas las personas del mundo que tienen “el punto en el corazón”, es decir que tienen la inclinación a atraer la Luz, son llamadas “Isra-El” o “Yashar-El”, “directo al Creador” en hebreo. Y todas aquellas que carecen de esta inclinación no pueden atraer la Luz directamente y son llamadas “las naciones del mundo”, AHP. Juntas, ellas usan su naturaleza para atraer la Luz y recibir la revelación del Creador en la vasija colectiva.

Es por esto, que para establecer una conexión entre ellas, Israel atraviesa la ruptura. Se eleva al final de la corrección, al nivel del Templo, y entonces el Templo es destruido, eso es, Israel cae desde las alturas espirituales a las fuerzas de la inmundicia, a las naciones del mundo y se entremezcla con ellas para que el AHP sea incluido en Galgalta ve Eynaim y Galgalta ve Eynaim sea incluido en el AHP. Como resultado, ambos están en la intención egoísta.

Sin embargo, cuando la mezcla del “exilio” finaliza, ellos pueden atraer la Luz y realizar la corrección. Primero, Galgalta ve Eynaim es corregida, la cual está constituida por vasijas puras y aun mantiene las Reshimot, los registros del estado correcto.

Ellos tienen la habilidad de atraer la Luz y a través de la mutua inclusión con el AHP, ellos tienen a alguien por quien pueden atraer la Luz. Entonces, AHP recibe la iluminación de Galgalta ve Eynaim, la cual es suficiente para extender la línea de conexión hacia arriba. Como resultado, todos ellos completan las diez Sefirot y atraen la gran Luz.  Por lo tanto en una interacción mutua, arribamos al final de la corrección.

Hoy en día estamos en el comienzo de la corrección de Galgalta ve Eynaim, Israel. Si ellos se corrigen, en ese nivel ellos serán capaces de traer la corrección al AHP, a las naciones del mundo. 

(47017 – De la lección diaria de Cabalá del13 de Mayo del 2011, Ramjal “Artículo la sabiduría”)

Material Relacionado:

El grupo está construido sobre la reciprocidad

La división del trabajo

El que hace toda la diferencia

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta