La fuerza que viene del exterior

Nuestro desarrollo puede ser dividido en dos partes:

 1.-Todas las fases inevitables en las cuales las personas son capaces de apaciguarse con la vida y con las acciones dentro de los límites de nuestro mundo.

2.-La fase en la que una persona entiende que ya ninguno de los medios que tiene a su disposición son efectivos y tiene que alcanzar la raíz.

Entonces todo lo que es externo pasa a segundo plano, como está escrito, “Al Creador no le importa cómo sacrificas al animal, si lo haces por la garganta o por la nuca”. En otras palabras, no hay acciones en nuestro mundo a través de las cuales podamos realmente alcanzar al Creador. Por lo tanto, tenemos que encontrar medios nuevos, completamente diferentes (la Luz que Reforma). Gracias a esta fuerza, comenzamos a desarrollarnos.

Hay una línea muy clara en esto:

-O estamos en nuestro mundo y usamos sus atributos porque nuestro deseo sólo está aquí, y deseamos recibir lo que este mundo tiene para ofrecer, y en adición esperamos algo más después de la muerte;

-O queremos revelar un nuevo medio en esta vida que no está presente en nuestro mundo, la Luz que Reforma, una fuerza nueva, especial que nos abre y comienza a sacar a la luz nuevos deseos y llenados en nosotros, que son completamente diferentes de cualquier cosa que conociéramos hasta este día.

Vivo como una persona en este mundo, con una familia, un trabajo, y relaciones sociales, con todo mi conocimiento y sensaciones, pero esta persona no está de ninguna manera conectada con lo que se forma dentro de mí bajo la influencia de la Luz que Reforma. Esta desarrolla el alma dentro de mí, la parte del Creador desde arriba, la imagen Divina que alcanzo y construyo dentro de mí, participando en el proceso junto con la Luz. En ese caso, lo que vino antes es llamado “el nivel animado” mientras que la parte nueva es llamada “humano(Adam) porque es similar (Domme) al Creador.

Es por eso que las acciones externas no importan. Sólo una cosa puede ayudarme, atraer la Luz que Reforma. No hay otra fuerza que pueda elevarme del nivel animado al grado humano. Lo único necesario aquí es una fuerza que viene del exterior, y todo el método cabalístico está dirigido sólo a esto.

(De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 6 de Julio del 2011, Matan Tora)

Material Relacionado:

El sistema de trabajo mutuo es la clave para el éxito

El poderoso y exaltado ideal de otorgamiento

¿Quieres navegar por la red? primero compra una computadora

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta