La Luz de una nueva vela

El Creador envía dificultades y problemas hacia aquel que Él desea que avance, es decir, lo pone en el “sótano oscuro”. Y mientras más se desarrolla una persona, más angustiado se siente porque no entiende por qué se le dio una vida tan amarga en comparación con otros ¿qué es lo que obtiene, y cómo avanza al trabajar en la oscuridad?

Incluso si no se compara con otros, aun así no puede entender por qué el Creador, el padre, lo trata de esa manera ¿Cómo puede ser que el Bueno que hace el Bien le haya dado una vida tan dura y amarga, por tanto tiempo?

Él no entiende esto hasta que completa su trabajo. Después de todo, una persona crece incluso en el sótano. Aprende más acerca de su estado y comienza  a entender que la causa de su sensación de estar en el sótano oscuro es su propia actitud hacia su padre.

Él lo intenta, a pesar de su sensación de oscuridad, percibe esto como un trato especial. Debe conectar esas sensaciones conflictivas y adherirse al Creador por encima de ellas, para justificarlo a Él mientras crece por causa de esto. Entonces, comenzará a tratar la oscuridad del sótano como la Luz. Comienza a conectarse con los ayudantes de su padre, con todas esas fuerzas y condiciones que traen una nueva luz, la luz de una “vela”, en el calabozo, y no esa luz de afuera que está disponible para todos los habitantes de este mundo.

Y entonces la luz de una vela es encendida para él en el calabozo, pero no porque alguien le trajo de arriba la misma luz que todos los demás tienen. Sino que le traen otra luz y ayudan al rey. Entonces, es decir en este oscuro estado, una persona comienza a ver que esto no es oscuridad, sino una gran Luz, sólo que diferente, ¡Nueva! Este es un nuevo nivel, un nuevo mundo.

El creció porque durante esos 20 años trabajó en el sótano en lugar de simplemente esperar su liberación. Cada momento, tuvo que hacer un esfuerzo, y es por eso que este momento quedó atrás y pasó al siguiente. Así, él conectó todos los momentos.

Él convirtió la oscuridad en luz al finalizar todos esos pasos. Y todos los problemas y sufrimientos que ha experimentado se convirtieron en un llenado adecuado para el Creador que se lo da a una persona que ahora Lo entiende y Lo siente y puede disfrutar todos Sus tesoros y llenados como el Creador, y no como otras personas.

Es decir, una persona tiene que crecer debido a la oscuridad y a sus propios esfuerzos hasta el punto en que él entiende qué es lo que disfruta el Creador y qué tipo de placer quiere Él darle al hombre. Así, una persona sale del sótano.

Sin embargo, él entra a otro mundo, a su mundo, a su nivel, digno de un hijo del rey. No es como todas las personas que lo rodean, a quienes alguna vez envidió. Toda esa amargura y sufrimiento que ha experimentado en relación a este mundo le ayudó a separase de este, a aprender su actitud hacia el Creador, y a convertir esta relación mala en buena mediante la fe por encima de la razón.

Ahora, él se da cuenta que esta es exactamente la riqueza del rey, y no esos mezquinos placeres con los que los habitantes de esa ciudad, de este mundo, se satisfacen. El placer real está en el otorgamiento, y no en la recepción de algunas migajas con las que otros se conforman, dando vueltas por las calles de la ciudad.

(47797 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/11/2011, Carta de Baal HaSulam)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta