La raíz de la oscuridad

Baal HaSulam, El Estudio de las Diez Sefirot, parte 1, “Tabla de preguntas y respuestas acerca del significado de las palabras”: pregunta 17. Qué es oscuridad.

Bejina Dalet (la cuarta fase) en el Ratzon (deseo), el cual no recibe la Ohr Elyon (la Luz superior) dentro de ella debido al Tzimtzum (restricción), es considerada como la Shoresh (raíz) de la oscuridad.

Esto es a pesar del hecho de que el Tzimtzum (restricción) en la cuarta fase ocurrió por su propio deseo. La cuarta fase venció su propio deseo de recibir y comenzó a querer ser como el Creador, de acuerdo con su libre elección.

Por supuesto, no puede decirse que era completamente libre si sentía tan horrible sufrimiento. Esto no fue porque no tenía la Luz; tenía toda la Luz del Infinito. Pero aun así, se sentía mal por causa de la recepción.

Entonces decidió que llenarse con la Luz en la cuarta fase significaba la completa oscuridad. De este momento en adelante, esto es lo que significa “oscuridad”. Es decir, si recibo del Anfitrión, del Creador, para mí mismo y siento que soy el receptor; si estoy disfrutando no sólo de lo que estoy recibiendo, sino también del hecho de que estoy recibiendo de Él por Su amor y buena actitud hacia mí, es decir que obtengo tanto Su actitud como el placer en sí (de otra manera, esta sería la primer fase), entonces decido que es la completa oscuridad para mí.

En realidad, nada cambia. Está dicho que la Luz está partiendo, pero la Luz no está entrando y saliendo en ningún punto. Sólo depende de cómo trato mi estado, pensando que estoy en la oscuridad.

Hace sólo un segundo, estaba en mi mejor estado y feliz por todo: el Anfitrión y los refrigerios. Estaba obteniendo placer de la cercanía con el Creador y podía recibir placer de todo lo que Él tiene. De pronto, justo en el mismo estado, comienzo a descubrir al contraste entre nosotros, es decir que entiendo que hay otra condición, equivalencia de forma entre mis cualidades y las suyas. Entonces, decido que mi estado es la completa oscuridad y que nada es peor que esto.

De este momento en adelante, esta decisión tomada en un nivel más alto se dispersa hacia todos los niveles más bajos, siendo esta la raíz de la oscuridad también en nuestro mundo. La oscuridad es una sensación de que soy opuesto al Creador, que yo soy el receptor, y Él es el Dador.

(46729 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 6/20/2011, Talmud Eser Sefirot)

Material Relacionado:
Desde El Jardín del Edén y…vuelta a empezar
La vergüenza es una cualidad beneficiosa
La vergüenza que nos impide retroceder

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta