La revolución interior

La revelación del método cabalístico al mundo, presupone que se cumplan cuatro condiciones:

Condición #1: Que el método de corrección no le sea entregado a una persona, sino a toda una nación.

Hoy en día, más y más personas están cayendo en cuenta de que es necesario cambiarse a sí mismo y entrar en equilibrio con la naturaleza. En el pasado pensamos que estábamos por encima de la naturaleza y que nuestro egoísmo estaba destinado a controlarla, pero ahora entendemos cuán destructivo es esto para nosotros.

Esta sensación está surgiendo en las masas en virtud del hecho de que satisfacemos la primera condición de la revelación de la Cabalá, en la que 600,000 personas, “600,000 almas” están estudiando el método de corrección espiritual. Este es un concepto condicional que simboliza una reunión de personas que son capaces de llegar a una conexión especial entre ellos, llamada “garantía mutua”.

Condición #2: La nación tiene que salir de la esclavitud Egipcia, es decir tomar consciencia de la maldad de su propio egoísmo.

Condición #3: Cada uno de los 600,000 debe estar de acuerdo en trabajar por el bien del otorgamiento.

Condición #4: Cada uno debe estar dispuesto a llevar a cabo cualquier acción que lo lleve a la conexión con otros.

La garantía mutua es la preocupación por llenar los deseos del otro. Todos los proyectos humanos deben aspirar a esto. Debemos llevar a cabo una revolución dentro de nosotros. El mundo tiene todo para asegurar una existencia favorable para todos los habitantes del planeta, pero hace falta una cosa, un pensamiento común que apunte hacia esto. Si aspiramos a esto internamente, entonces la abundancia se volverá accesible para todos.

Todo depende de nuestra interconexión. Mientras más estrecha es la interconexión entre nosotros, más intensa es la acción de la Luz superior, la cual ordenará el estado de los niveles más bajos del universo. Tan pronto como un grupo de 600,000 personas esté de acuerdo con la condición de la garantía mutua, interconexión, y amor, inmediatamente recibirán un enorme apoyo desde arriba.

Lo único que se requiere de nosotros es el deseo de restablecer la interconexión y la intención de trabajar para el otorgamiento. Precisamente la intención, y no el progreso tecnológico, causará una revolución en el mundo. Gradualmente llegaremos a un estado en el que las nuevas tecnologías serán creadas y controladas por el pensamiento, es decir con la intención y un deseo que esté corregido por la intención.

La obligación de toda persona es de cuidar de toda la humanidad. Todo el mundo está incluido en el sistema de garantía mutua, pero en primer lugar, esto debe ser hecho por aquellos que tienen el entendimiento y el deseo de elevarse al nivel más alto y de revelar al Creador entre ellos. El deseo del grupo suavemente fluirá hacia el deseo del mundo.

La persona gradualmente cambiará su actitud hacia sí mismo, hacia la sociedad, y la naturaleza, y recibirá satisfacción por estar en el sistema de interconexión común. El será “alimentado” por la Luz superior, la cual lo llena y lo deleita.

Así es como cambiaremos hacia la economía del consumo inteligente porque estaremos satisfechos sólo con las necesidades vitales. Al comenzar a trabajar mediante el principio “todo es para todos”, llegaremos al estado de la garantía mutua. Y los cambios internos en el hombre acarrearán la reconstrucción del mundo entero.

(48694 – De la lección virtual del 7/17/11)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta