Mi objetivo es desear

Pregunta: ¿Cómo es posible recordar al Creador durante todo el día? ¿Cómo es posible traerlo a Él a cada momento?

Respuesta: Estamos en Maljut del mundo del Infinito, el cual está totalmente lleno de Luz. Sin embargo, en lugar de este estado perfecto y eterno, vemos y sentimos nuestras propias cualidades que nos describen el mundo material. Así es que, si queremos llegar a la meta y sentir el mundo del Infinito, entonces necesitamos la garantía mutua de nuestro entorno. Los amigos tienen que darnos las fuerzas, el deseo, la persistencia, la diligencia, y la realización de la importancia de la meta.

Después de todo, yo tengo solo una meta, obtener el deseo correcto y nada más. Déjame solo sentir constantemente que no estoy interesado lo suficiente en hacer el bien para el Creador de la misma manera que Él lo hace por mí.

Tu puedes objetar, “Pero yo no sé lo que Él me da. A juzgar por mi vida, a veces puedo decir que podría ser mejor si Él no me diera nada”. Eso es cierto. Obviamente, cada persona rechaza cosas de acuerdo con sus propios defectos. Así es que mi actitud hacia el Creador puede definirse de esta manera: Yo quiero alcanzar un estado en el cual yo desee otorgarle a Él.

Y el resultado vendrá gracias a la influencia de la Luz, gracias a los esfuerzos que hacemos una y otra vez. La Luz se derrama sobre nosotros una y otra vez, y de repente estas iluminaciones crean el deseo de una persona.
No sabemos lo que es Lishma, una iluminación desde Arriba. Pero cuando viene, la persona es capaz de decir, “Ahora se, ahora entiendo”. Uno tiene que hacer esfuerzos, como un niño pequeño, y de estos esfuerzos emergerá la sensación. Pero no antes.

(De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/7/11, Shamati)

Material relacionado:

El sistema de trabajo mutuo es la clave para el éxito
Cuando una pequeña corriente se convierte en un río
Momentos de Cabalá- “Control sobre el deseo”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta