No es un juego, sino señales en el camino

Pregunta: ¿Por qué veo al Creador como dividido en tantas fuerzas diferentes? ¿Es para que pueda relacionarlo con mis diferentes deseos y cualidades y percibirlo?

Respuesta: Es correcto. Cuando mi ego, el deseo de recibir placer, se imagina por encima del Creador, comienza a imaginar ídolos en lugar de Él. Básicamente, imagina algunas otras fuerzas, no al Creador exactamente.

Veo la huella de mi deseo no corregido como “otros dioses”. Cuando no estoy en el estado de otorgamiento con respecto a cierto deseo, cuando fallo en actuar de una forma corregida, entonces la forma en la cual mi deseo traza al Creador para mí es llamada “ídolos”.

Esta es la diferencia entre las diez Sefirot impuras (Klipá) y las diez Sefirot de santidad (otorgamiento). Cuando yo, viendo a través de ellas desde mi Maljut corrompida, imagino que Keter está corrompida, esto es llamado “otros dioses”, ídolos. Y la forma en que veo Keter cuando lo observo desde la Maljut corregida es llamado el Creador.

El Creador corresponde al grado espiritual en el cual soy capaz de conectarme con Él y revelarlo. Pero es esa misma fuerza superior, aun cuando sea en relación a mi grado. Es por eso que los “ídolos” son formas corrompidas en las cuales imagino la fuerza superior única, de acuerdo a la manera en que mi ego la traza dentro de mis defectos.

Por esta razón, si una persona se relaciona con las formas de esos “ídolos” correctamente, se convertirán en señalamientos en el camino para él. Entenderá que nada es creado en vano, y será capaz de avanzar específicamente debido a esas formas. Como está escrito, el Faraón nos acerca al Creador.

¡Me acerco a la verdad específicamente al moverme de un falso ídolo a otro! Sin importar lo poco placentero y opuesto que sea al verdadero estado, podemos trabajar específicamente con esta oposición. Esto es porque aun no tenemos una conexión con el otorgamiento, con “la santidad”.

(47436 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/7/2011, Shamati # 15)

Material Relacionado:
Las dificultades son una invitación para la revelación
Un camino sin señales
La revolución de la Luz

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta