Si no hay respuesta, la petición era falsa

Necesitamos llegar a la revelación del Creador, y es por eso que se nos dio el método de la Cabalá para salir de esta revelación a través de varias acciones, ejercicios, y trabajo el cual es todos nuestros esfuerzos. El Creador se nos revela como la propiedad de otorgamiento y amor, la cual se manifiesta dentro de nosotros, es decir en nuestro deseo de disfrutar, nuestra esencia.

Dado que nuestro material egoísta en su naturaleza es completamente opuesto al Creador, a Su otorgamiento, es exactamente el lugar para aplicar esfuerzos para desear recibir la propiedad opuesta a tu naturaleza ¡No hay coerción en la espiritualidad! Mientras no desees que la propiedad de otorgamiento se vista en tu deseo, en tu sustancia, mientras no te preocupes por esa sustancia en la que trabajas así como en la propiedad que se ha vestido en esta, de acuerdo al dicho: “Y la oscuridad brillará como la luz,” esto no sucederá.

Entonces, debemos desarrollar un verdadero deseo de otorgar dentro de nosotros. Y si ignoramos esto, perdiendo los momentos y oportunidades disponibles, entonces los estados, en los cuales se suponía que reveláramos la necesidad por el otorgamiento, se descubren como su ausencia, pero en la forme opuesta mostrada en nuestro egoísmo.

Y si en mi estado actual, no puedo tener éxito y anhelar el otorgamiento mediante mi propio libre albedrío, es decir, no he pasado del deseo egoísta a la necesidad de llegar al otorgamiento, de revelar al Creador, entonces el deseo, al que tengo que convertir en una petición al Creador, me es revelado como sufrimientos. No realicé este deseo correctamente, no trabajé en este, y no lo convertí en una plegaria mediante mis esfuerzos. Esto nos sucede a cada paso.

Resulta que nuestro único trabajo es reemplazar nuestras necesidades egoístas con la aspiración por el otorgamiento. Lo principal es obtener este deseo, y todas las correcciones restantes vendrán de Arriba. Cada vez que este deseo es develado, debe realizarse un escrutinio en todas sus cuatro fases. Cuando a través de mis esfuerzos, llego a la cuarta fase, entonces realizo este deseo y entiendo lo que significa, qué quiero de él, y como puedo implementarlo. Me conecto en este con el Creador y hago una petición para que Él lleve a cabo este trabajo en mi deseo.

Es decir, cuando llego a la cuarta fase de mi trabajo sobre mi deseo, me vuelvo capaz de elevar la “Luz Reflejada” (MAN) fuera de esta hacia Keter. Y si llego a tal petición, esto significa que mi deseo era correcto, se le realizó un escrutinio.

Y todas las peticiones previas fueron engañosas y falsas porque la necesidad del otorgamiento y el verdadero deseo por este no fueron revelados en toda su profundidad en ellas. La conexión con la fuerza superior no apareció ahí para pedir sólo una cosa: la revelación de la propiedad de otorgamiento dentro de mí. Es decir, es llamada la revelación del Creador por las criaturas, y no varias fantasías en las cuales las personas imaginan al Creador como una fuerza que existe fuera de nosotros.
[49318]
(De la primera parte de la Lección diaria de Cabalá, Shamati #213)

Material relacionado:

Un Regalo Para un Corazón Roto

El Temor Engendra Una Plegaria, El Amor Engendra Gratitud

Oración Y Gratitud

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: