Tierra de nadie

Pregunta: Hablamos mucho acerca de las Luces y las vasijas, pero rara vez examinamos el punto del propio “yo” que se encuentra entre estas. ¿Qué representa esto?

Respuesta: El “yo” existe sólo como punto de elección y no más que eso.  Todo lo demás se conecta a él cuando recibe los deseos de los demás y el llenado del Creador.  Este punto es como un puntero en una balanza, el momento de elección, la sección, el tercio medio de Tifferet.  Este no pertenece a nada: ni a la recepción ni al otorgamiento.

El tercio superior de Tifferet pertenece al superior, las cualidades del Creador, y el tercio inferior pertenecen al deseo de recibir, al creado.  Y no hay nada literalmente en el medio, es tierra de nadie.

Pregunta: ¿Entonces, qué hay ahí? Después de todo, ¿no es una elección realizada de acuerdo con un cierto criterio?

Respuesta: Una vez que estés allí, comprenderás que este punto está, literalmente, “flotando en el aire”. Te conviertes en una persona espiritual desde este punto, es el punto inicial que existe en el medio, entre la Luz (Existencia de la existencia) y el deseo (la existencia de la ausencia). Es el milagro de la creación.

Llegamos a este punto cuando empezamos a conectar con él todos los deseos y las Luces. Luego, a medida que actúo por encima de estas Luces y deseos, alcanzo el punto desde dónde actúo.  No viene de la Luz ni de la vasija, sino de la esencia del Creador.

(46763 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 6/27/2011, “Matan Torá (La entrega de la Torá)”)

Material Relacionado:
La libertad nace del amor
De la separación hacia la unidad
El hombre puede alcanzar la mente del Creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: