Todas las imperfecciones se arraigan en mí

Baal HaSulam, El Estudio de las Diez Sefirot, parte 1, “Tabla de preguntas para los temas”: pregunta 93: ¿cuál es la raíz de cada corrupción? El Shinui Tzura (la diferencia de forma) del deseo de recibir del Maatzil (el Emanador).

Siempre nos comparamos con el Creador puesto que no tenemos ningún otro modelo. Después de todo, al principio, la criatura creada “a partir de la ausencia” no tiene ningún marco de referencia en este vacío. La criatura nacida “desde la ausencia” puede compararse sólo con la “existencia a partir de la existencia”, relativa a la Luz.

No tenemos otra forma de determinar lo que es bueno y lo que es malo. Y todas las cualidades que encontramos en nosotros mismos son engañosas; por el momento, existen por sí mismas y se definen sólo por nuestra propia imaginación.

Una verdadera evaluación sólo es posible mediante la comparación de dos opuestos que tienen naturaleza inversa. Así que, hasta que la criatura no descubra al Creador, se encontrará opuesta a Él  y se comparará con Él, y no tendrá ninguna manera de saber lo qué ella es, dónde y en qué estado está.

Toda medición se realiza en relación con la imagen del Creador, la imagen del Dador que somos capaces de crear dentro de nosotros mismos. Pero sólo podemos construir esta imagen dentro de nosotros mismos, con la condición de que realicemos una restricción y permanezcamos en otorgamiento y ocultamiento con respecto a los demás.

Por esta razón es que se nos provee del grupo como un sistema de referencia, donde podemos hacerlo todo. Y entonces, al menos podremos saber por cual estado estamos transitando en cada momento. La manera en la que quiero evaluar al grupo (si creo que soy mejor o peor que ellos, qué tipo de relación deseo tener con ellos, y si estoy buscando al Creador entre nosotros o fuera de nosotros) determina mi estado de existencia.

Es mi actitud hacia los amigos la que debo evaluar ¡el estado actual en el que estoy! (ó el estado por el que estoy pasando ahora)

 (48837 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 21 de Julio del 2011, Talmud Eser Sefirot)

Material Relacionado:

Cómo convertir el amor en odio

El trabajo interno de un cabalista: el propósito de la asociación (2)

La perfección es constante e indivisible

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta