Un delgado rayo de amor desde el mundo por venir

A partir de la primera restricción, Maljut empieza a recibir por el bien de otorgar  hasta donde es ella capaz de retornar la bondad al Anfitrión. Naturalmente, ella es incapaz de recibirlo todo, el 100%.

Pero dado que ella hizo la restricción por su cuenta, por su libre elección, tiene la fuerza para resistir toda la Luz del mundo del Infinito y de empezar gradualmente a aceptarla por el bien de otorgar.

Pero esto no es nada fácil, porque yo revelo el placer de la adhesión, la grandeza del Dador, de mi equivalencia con él, del hecho de que me convierto en lo mismo que Él. Esta adhesión contiene “620 veces” más placer.

Maljut puede tolerar sólo una pequeña parte de este placer, y por lo tanto se llama “una línea muy delgada” (Kav Dak Meod), un rayo delgado de la Luz completa. Pero este pequeño rayo no es de la Luz que Maljut del Infinito sintió antes de la restricción, puesto que sólo la Luz de Nefesh estuvo presente allí.

Ahora, en esta línea, ella revela NaRanHY (Nefesh, Ruaj, Neshama, Jaya, Yejida), acciones de gran importancia. Ellas son “620 veces” más grandes, es decir, todos los “mandamientos”, todas sus correcciones. Cuando en lugar de recibir dentro de ella, realiza actos de recepción para el bien del otorgamiento en cada uno de sus deseos corregidos, esto se conoce como la realización de los 620 mandamientos que son llenados por la Luz de la adhesión.

Pero, ¿dónde puede ella conseguir una pantalla para una gran Luz, por el placer de la adhesión? Después de todo, yo recibo y pienso que lo hago por el bien del Anfitrión, pero ahora revelo lo que significa ser lo mismo que Él, ¡qué placer más inusual es este, qué altura, y cuán bueno es estar en adhesión con Él!

Esto es lo que se revela en el interior del Partzuf espiritual. Y por lo tanto, está claro que Maljut no puede recibir toda la Luz del Infinito en esta forma.

Si la tarea era simplemente recibir sin pensar en el Anfitrión, entonces no habría ningún problema, o incluso recibir para dar placer al Anfitrión, esto también sería posible. Pero el problema es que al darle placer a Él, yo recibo un placer adicional muy grande, uno que es “620 veces” más que el anterior. ¡NaRaNHY está en vez de la Luz de Nefesh! Y no tengo la fuerza para resistirlo.

Entonces, ¿dónde recibiré ese tipo de fuerza? Para ello desciendo más y más con todos los mundos, incrementando los sentimientos de cuán incapaz soy de aceptar el placer de la adhesión, de la grandeza del Creador, y de permanecer en el otorgamiento. Por lo tanto, esto conduce al descenso de los Partzufim y de los mundos.

Esto no se debe a que yo no pueda aceptar el placer que llenó a Maljut del mundo del Infinito. Sin embargo, un placer más grande fue incluido allí, el cual no llegó a ser revelado a ella allí, el placer de la adhesión, de la unidad. Y si ella también hubiera respondido, entonces una enorme fuerza de amor mutuo se habría revelado entre ellos.

Pero ella es incapaz de sentir ese tipo de placer mientras permanezca en el otorgamiento. Por lo tanto, ahora desciende y comprueba continuamente la medida en la cual ella es incapaz de esa clase de otorgamiento. En ello radica la esencia del descenso de los mundos y de los Partzufim que nacieron durante el descenso de Maljut del mundo del Infinito a este mundo. Es decir, esta es la realización cuán enorme es la grandeza del Creador, la grandeza de la adhesión con Él, que es “620 veces” superior a lo que soy capaz de soportar.

Yo soy capaz de percibir, por el bien de otorgar, mi propio placer de ser llenado por la Luz. Pero no puedo aceptar por el bien del otorgamiento, el placer que se revela como resultado del hecho de que devolví el placer al Anfitrión, esta es la adhesión, el amor y la Luz que nace, que se abre paso entre nosotros como el calor del amor , el resultado de mi respuesta.

Para este tipo de placer, soy incapaz de crear una pantalla y de reflejar la Luz en su totalidad, solamente una pequeña parte de ella, sólo cuanto puedo para aferrarme a Él….

Esto significa que el placer del otorgamiento también regresa al Creador.

(48699 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 19 de Julio del 2011, Prefacio a la sabiduría de la Cabalá)

Material Relacionado:

Temiendo traicionar su amor

Reconociendo la oscuridad en el punto negro

El desarrollo perfecciona las conexiones

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: