Una tarjeta electrónica del alma colectiva

Todo se revela en la conexión entre los otros y yo. Alguna vez estuvimos en el mundo del Infinito donde ni las otras almas ni yo existíamos: Todos eran un todo.

Entonces desarrollé la sensación de que existen los otros y yo, el mundo exterior: la naturaleza inanimada, vegetativa, animada, y las personas, una multitud de objetos diferentes que se conectan, interactúan, y crean la vanidad de este mundo.

¿Pero por qué se me da esta sensación en lugar de la paz y perfección de Maljut del Infinito? Es para que comience a comprender este desorden que estoy sintiendo y conecte todo en uno, como está escrito: “Él y Su nombre son uno”, como en Maljut del Infinito. Esta conexión sólo puede ser realizada a través de la cualidad de otorgamiento y amor, que vuelve a conectar todas esas cosas diferentes en una. Después de todo, ¡el amor une!

La fuerza de otorgamiento cancela nuestra malvada inclinación egoísta que se revela entre las partes distanciadas y dispersas, separadas por la fuerza del mal, la fuerza de destrucción. Pero necesito superar esta fuerza de odio y separación y sus limitaciones específicamente al oponerme a ella y construir una conexión entre nosotros. Y entonces construiré un sistema que conecte todas esas partes.

Al principio no había sistema. Simplemente estaban unidas en un todo sólido. Y de pronto tenemos muchas partes, conectadas a través de una variedad de diferentes lazos. Es como una tarjeta electrónica, llena de resistencias, bobinas inductoras, capacitores, y transistores, lo cual crea diferentes condiciones de conexión.

¡Necesito ensamblar este tipo de sistema por mi cuenta! Justo ahora mi ego está trazando todos esos elementos que interfieren con la conexión: resistencias, bobinas, etc. No hacen corto circuito en mi tarjeta, pero introducen una especie de resistencia: algunas veces “magnética”, algunas veces en la forma de un “condensador”, y algunas veces con condiciones completamente diferentes. Y una tarjeta está hecha de todo esto.

Todos los sistemas, el humano, el electrónico, y el biológico, operan de acuerdo a este principio. En esta tarjeta examino la fuerza creadora que opera dentro del que está siendo creado ¡Revelo al Creador dentro de todas esas conexiones sistemáticas! No tengo otra oportunidad de revelarlo a Él, sólo al comenzar a construir este sistema dentro de mi deseo egoísta.

Lo enciendo y lo hago funcionar porque la Luz será revelada en este si he conectado todas las partes correctamente. Esta Luz comienza a fluir a través de este sistema como la electricidad, y entonces el trabajo mutuo de sus elementos, su programa, e interacción se revelan ¡El creador se revela!

¿E hice suceder todo esto? ¡Lo hice! Y por supuesto ahora entiendo quién y qué es Él. Este es nuestro trabajo.

(46793 – De la 3º parte de la lección diaria de Cabalá del 5/31/2011, Talmud Eser Sefirot)

Material Relacionado:
Trabaja con la resistencia
El progreso es un solo paquete con el egoísmo
A través de un pasadizo de obstáculos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta