Vuélvete un punto en el firmamento

Pregunta: ¿Qué significa estar “listo para la corrección“?

Respuesta: Una persona que está lista para la corrección es la que ha alcanzado este estado y, de acuerdo con sus propiedades y con la ley de la equivalencia de forma, es capaz de sentir un fenómeno nuevo, especial. Es cuando ve que no podía llegar de manera natural, sino sólo como resultado de la relación entre los dos, el superior y el inferior.

Necesitamos entender que existe el Creador y la criatura, y ¡un abismo los separa! No hay ninguna conexión entre ellos. Y sólo en la medida en que la criatura muestra su disposición a ser como el Creador, en esa medida sentirá al Creador dentro de sí mismo.

Esta disposición es dada como una buena suerte especial, una buena fortuna, según la medida de su deseo de cancelarse a sí mismo y de someterse, si él está dispuesto a continuar en este camino, no importa lo que pueda pasar. Él puede comprobar si todavía está en el camino correcto, si se ajusta a este grupo (aunque, cuánto se ajuste el grupo a él, depende también de él), y si él no abandona sus esfuerzos y continúa, obtendrá la revelación espiritual.

Pero la persona no sabe de dónde se le revelará esto. Nuestras mentes y los corazones terrenales nunca pueden saber acerca de los estados siguientes. Siempre se revelan tan de repente y en forma tan impredecible que es imposible esperarlos de antemano. Después de todo, adquirimos una nueva naturaleza. Por eso, si uno continúa con fidelidad y perseverancia, si va inclinando la cabeza y valorando la grandeza de la espiritualidad, llegará a la meta.

Ahora, tú no tienes ni la sensación ni la mente para entender lo que fue dicho, pero vas a adquirir la sensación y la mente en virtud de ir como “un buey bajo el yugo y un asno que lleva la carga”. ¡No se requiere nada más de nosotros! Recibiremos todo lo demás, la vasija completa, desde Arriba.

Toda la dificultad de nuestro trabajo es que tenemos que trabajar como si estuviéramos en un lugar, y la revelación se recibe en el otro. No obtendré el siguiente estado en mi deseo egoísta de hoy, o en mis sensaciones y mente terrenales, incluso ni en mi alcance espiritual con el cual ya estoy en algún peldaño de la escalera espiritual.

Lo alcanzo sólo porque me adhiero a él y así anulo lo grande y fuerte que soy, me convierto en una pequeña gota de semen y me incluyo en el grado superior. Por eso, si preguntas cómo puedes tú alcanzar la revelación espiritual, la respuesta es: “Al convertirte en un punto…”

“La buena suerte” no significa ganarla como la lotería, sino lo que es llamado: “he trabajado y he encontrado”. Esto sucede en cada momento, hago el esfuerzo y “encuentro” algo en un lugar totalmente diferente. En realidad, cae sobre mí desde Arriba como un regalo. Esto se llama “suerte” que no estabas esperando. Tú puedes esperar algo, pero no en la forma en la que lo recibirás.

(47340 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 7/6/2011, “Matan Torá (La entrega de la Torá)”)

Material Relacionado:
De la oposición a la perfección
Un Buen Destino
 A través de todos los laberintos hacia la Luz del amor

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta