¡Exigimos nuestra propia corrección!

Las personas salen a las protestas porque no tienen nada. Pero todas las correcciones vienen sólo de la Luz. Hoy en día ya estamos en un proceso global, mundial en el que la corrección es imposible con la ayuda de algún gobierno. Ellos simplemente no tienen ningún instrumento para lograr eso.

Los instrumentos del nuevo mundo global vienen sólo con la Luz que reforma. Es en nuestro mundo que tenemos que realizar todos los cambios de los que habla la Cabalá, y el mundo sentirá y entenderá en la práctica cómo la Luz superior lo influye a través de nosotros.

Sin esa Luz, no encontraremos una sola solución a nuestros problemas. Sólo nos conduciremos hacia las guerras de manera que eventualmente este camino nos lleve a revelar la necesidad por la Luz. Lo primero que las personas deben gritar, al hacer huelga en las calles es, “¡Exigimos las fuerzas para nuestra propia corrección!” Es así porque unirnos unos con otros es la única manera en la que recibiremos todo lo que deseamos, no importa si eres una madre con hijos pequeños, un ciudadano mayor, o un doctor.

¡El mundo ha entrado en una crisis de proporciones tales que no tiene nada que darte! Por ejemplo, los manifestantes en Grecia comenzaron con amenazas. Pero el gobierno no tenía nada que darles, y no estaba ocultando nada. El hecho es que el proceso de desarrollo está desplegándose para convencer a las personas de la necesidad de comenzar la corrección. Es por eso que nos está revelando la maldad de nuestra existencia en este mundo. Esta es la esencia de lo que sucede hoy en día.

Todo el mundo debe entender ahora varios nuevos principios. En primer lugar, todo estamos conectados, y la crisis que experimentamos hoy es global. El mundo mismo se ha vuelto global, y sólo podemos salir de la crisis por virtud de la unidad.

Y no hay nada que debamos exigirle al gobierno. Recibiremos todo bajo la condición de que nos unamos unos con otros. Justo como estar en un grupo, sólo puedo recibir su fuerza si lo llevo hacia la unidad.

La crisis tiene una causa más elevada: es la Luz influyendo en nosotros y revelando la ruptura entre nosotros. Por lo tanto, ninguna persona en nuestro mundo tiene una solución para esta crisis.

Resolvimos las crisis previas al encontrar un medio mayor para animar nuestro creciente deseo egoísta. Pero hoy se ha establecido una era completamente diferente. Hoy la Luz está revelando la falta de conexión entre nosotros. Y sólo al dar ciertos pasos hacia el establecimiento de ese tipo de conexión seremos capaces de mejorar nuestro estado. Entonces cada persona recibirá lo que desee, pero sólo sucederá por medio del alcance de la conexión, unificación, integración, y mutualidad.

Por lo tanto, todas las fuerzas que aspiran al proteccionismo, división, y aislamiento, están dirigidas en contra de la corrección, y no hay nada peor que eso porque mediante ello acercan a la humanidad a la guerra.

Lo único que necesitamos es la Luz que reforma. Una persona que estudia Cabalá atrae la Luz con sus estudios y con su trabajo en el grupo, mientras que una persona que no estudia tiene que alcanzar algún tipo de entendimiento y consciencia de la situación, la necesidad por la unidad, la garantía mutua, y la hermandad. Así es como nos conduciremos hacia  la bondad.

Todos quieren alcanzar al menos algún tipo de pequeño entendimiento de esto. Pero el trabajo principal le corresponde a aquellos que atraen la Luz activamente porque el mundo la recibe a través de ellos. Por lo tanto, todos nuestros estudiantes deben volverse más fuertes y corregirse aún más para que la Luz que atraemos los influya a todos.

Este es el destino de una persona llamada “Israel”, tanto para aquellos que viven en el estado de Israel como para todos nuestros estudiantes en todo el mundo. Cada persona cuyo punto en el corazón haya despertado y se haya unido a nuestro grupo, está obligada a pensar en esto.

(50848 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/9/11, Escritos de Rabash)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta