Acerca de los intrincados impuestos

Pregunta: Muchos economistas sugieren volverse a la izquierda, hacia el socialismo y elevar los impuestos sobre el capital en todo el mundo simultáneamente. ¿Qué tan realista es esto?

Respuesta: Esto no ayudará. Cualquier acción que no facilite la unión entre la gente terminará siendo perjudicial. Esto te mostrará que tomaste el camino de acción equivocado. La única acción que puede ser beneficiosa es una que conduzca a la unidad.

Hoy en día para hacer alguna reforma económica y de gobierno, tú necesitas pensar en las leyes del sistema integral. Tienes que empujar y atraer al mundo hacia la integridad, hacia la unidad. Esta es la única manera en la que puedes alcanzar el éxito. De lo contrario, nada se resolverá.

Es por eso que no se trata de impuestos ni de leyes, sino del enfoque. ¿Al quitarle  el dinero al rico para dárselo al pobre, estás en realidad consolidando la unidad? Digamos que tú distribuyes todo el capital equitativamente, y que incluso el rico se quedará contento.  No obstante, al día siguiente verás que lo que has logrado es un completo fracaso. En el nivel material, tu reforma fue de gran escala y efectiva, pero su efecto espiritual ha permanecido en cero. Este cero volverá a ti en un sentido negativo.

Hoy en día, el mundo  sólo necesita la unidad. Este debe volverse similar al Creador. ¿Lo has ayudado en el camino hacia la unidad? De esto se trata todo el asunto.

En el  peor de los casos, si no hay otra salida, la gente será llevada hacia la unidad por medio de las desgracias y las catástrofes. Durante una guerra, todo el mundo se une.  Esto es  bien sabido. Si no lo quieres por las buenas, serás obligado por las malas.

Este es el requisito de la fuerzas de la naturaleza: Hoy, tienes que estar más unido con los demás que ayer. ¿No te ha unido? Bueno, en ese caso serás empujado según la cantidad correspondiente. Esta presión puede aparecer como pobreza, o quizás con guerras, epidemias y otros desastres.

El desarrollo diario se define por medio del crecimiento en la unidad que nosotros hayamos alcanzado. Este es el único criterio. Las acciones en sí mismas no son importantes. La acción puede aun parecer negativa, pero si está dirigida hacia la unidad, su resultado traerá beneficio, al final de la cual obtendrás una mayor correspondencia con la naturaleza.

La naturaleza nos nutre hacia la unidad ya sea por el sufrimiento o por el camino benigno si lo deseas. Por lo tanto, las contribuciones por si solas no tienen sentido. La clave es apoyar la garantía mutua y construir sus procesos, del mismo modo que se hace en una familia. Nosotros necesitamos del cuidado mutuo para el bienestar del hogar y del mundo.  Entonces, todo estará en orden.

Esto significa que en primer lugar, tú necesitas llegar a un consenso con toda la nación, incluyendo a los ricos y a los pobres, de todos aquellos que están interesados en la existencia del país. Tú puedes avanzar solamente por el camino de la educación, sin empujar o forzar.

Hay un lugar para todo: religión, creencias, y los puntos de vista de la izquierda y de la derecha. Dejen que todos permanezcan con su “herencia”. La gente debe aceptar solamente un principio: Todos nosotros somos una familia, una nación y nadie quiere matar a nadie.

Tú puedes tener un  punto de vista diferente al mío, pero aun así nosotros vivimos en un hogar, y tenemos solamente un “pastel” para todos nosotros. Entonces, dividámoslo con el máximo de beneficio  para todos.

(50662 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/8/2011, “La Paz“)

Material Relacionado:
El rol del ascenso
La unidad del mundo:¿virtual ó real?
Una llamada para corregir el mundo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta