Democracia o un truco del egoísmo

Pregunta: Si estudio en un grupo virtual y no experimento serios obstáculos, ¿Soy capaz de hacer una plegaria al Creador basada en problemas comunes diarios, corporales, en el trabajo y en la casa?

Respuesta: No hay necesidad de buscar problemas ni en el grupo físico ni en el grupo virtual. Los obstáculos vienen por sí mismos de nuestro deseo por acercarnos y unirnos verdaderamente  los unos a los otros. Entonces los problemas empiezan! Y si tú no tienes ningún problema, conéctate con los otros y empieza a descubrirlos.

Los problemas llegan de acuerdo con el estado. Cuando la gente  mantiene una distancia, los problemas no surgen entre ellos. Vemos nuestro mundo que se acerca a la democracia. “La democracia” es el engaño más grande, cuando llego a ser superior a ti, y tú llegas  a ser superior a mí. Y ahora casi ni nos tocamos los unos a los otros, y decimos que todos tienen libertad: “Esto es mío, esto es tuyo; no toques lo que es mío, y todo estará bien.”

Pero este no es el orden de las relaciones ya que en escencia, no estamos conectados los unos a los otros de ninguna manera! Lo poco que vamos a recibir el uno del otro, lo pasamos el uno al otro a través de algún tipo de regulador. Pero de todas maneras, no nos acercamos los unos a los otros del todo. Y cuando esto sucede, no hay problemas – nuestro ego está listo para estar de acuerdo con esto, y esta es la opción más conveniente para él. Es por esto que el mundo moderno ha llegado a la democracia, la protección de los derechos individuales, y etc.

Pero si empezamos a actuar de esta manera en el grupo, nunca alcanzaremos la unidad. La democracia no será capaz de conducirnos a la unidad si todo se hace usando guantes y manteniendo la distancia.

Fuimos capaces de hacer esto hasta ahora. Pero ahora, no importa cuanto resistamos, no hay elección: La naturaleza nos está presionando, forzándonos a unirnos y establecer una conexión. Y aunque estemos todavía tratando de mantener la distancia y la misma democracia, la naturaleza nos está mostrando que estamos conectados los unos con los otros. ¡Es aquí dónde empieza el problema!

Yo no puedo ir más allá! Una distancia más grande es imposible de acuerdo a la forma que la naturaleza me está mostrando.  Esta me muestra que estoy conectado con todos los demás, y al mismo tiempo no quiero conectarme con ellos. Básicamente, esta es la esencia de la crisis moderna.

Pero en el grupo, necesitamos trabajar en el corazón. No importa si estamos juntos en un cuarto o detrás de las pantallas del computador en la clase virtual. La clave está en evitar confundirnos en relación al haber alcanzado la conexión. Este es un gran problema ya que la persona se convence a sí misma, debido a la habilidad de defensa del egoísmo de que todo está bien y de que la persona tiene una conexión suficiente con los otros. La persona se olvida de esto completamente y experimenta muchos problemas.

Pero cuando queremos darnos cuenta de esto y lo hacemos juntos, empezamos a trabajar con aquello y revelamos la fuerza del mal, la cual nos separa, separa nuestros corazones. Este no es un trabajo fácil.

(49532 – De la Primera Parte de la Lección Diaria de Cabalá del 28 de julio de 2011, Shamati 218)

Material relacionado:

Siguiendo la Ley de la Equivalencia de Forma
Vientos de cambio
No pierdas tu oportunidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta