El detector para revelar al Creador

El libro Zóhar nos habla de las conexiones entre nosotros, porque no existe nada más de que hablar en toda la realidad.
La realidad es única. Estamos dentro de la luz, del Creador y debemos descubrir nuestro verdadero estado.

En la medida de nuestros sufrimientos para descubrirla, nos está dada nuestra percepción de la oscuridad, que podemos disipar, quitarla de encima con la ayuda de nuestros esfuerzos comunes en la conexión entre nosotros.  Con estos esfuerzos conjuntos  parece que estamos ayudando a la luz a revelarse.

Precisamente esto tenemos que conseguir.  No hay nada excepto nuestros esfuerzos, deseos, participación, la intención de llegar al mismo estado del descubrimiento/de la revelación.  ¿Entonces donde está el problema?  El problema está en que desear esta revelación – significa desear un estado opuesto a nosotros.  Y entonces nos encontramos entre dos deseos: el deseo natural de atracción hacia si mismo y un deseo sintético/artificial hacia fuera, fuera de si mismo.

Por eso debo alcanzar tal estado con los distintos esfuerzos y distintos métodos, inspirado por el entorno, y lograr un estado en el que el deseo de salir hacia fuera se convierta  para mí en más importante que la atracción natural hacia mí mismo.

Si con los esfuerzos y la plegaria hacia la luz, para que esta se revele y me ayude, consigo obtener esta importancia – significa que he conseguido  descubrir la conexión entre nosotros.  Y en la medida del descubrimiento de esta conexión, estoy revelando la luz,  el Creador.  Porque la luz se oculta dentro de nuestra conexión, pero no puedo descubrirla, me falta el detector.

(Extracto de la lección por el libro Zóhar, correspondiente al  1 de agosto  2011)

Material relacionado:
Reshimot: Los Recuerdos del Futuro
Retornando a Maljut del Infinito
Abriéndonos camino hacia el  Creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta