El efecto del espectador

Experimento psicológico

Explicación: Hay un montón de gente en una calle central de Nueva York. Parecería que en caso de que tuvieras un accidente, habría alguien que te ayudaría. Pero en realidad, con mucha gente alrededor, es poco probable que alguien te ayudara, tendrías más probabilidades de obtener ayuda si hubiera una sola persona cerca de ti. La razón es que cuando hay una multitud, es más fácil pasarle la responsabilidad a otro: ocurre lo que se conoce como una “difusión de la responsabilidad”.

Experimento: En una estación de metro llena de gente, un “actor” está acostado en el piso gimiendo de dolor, pidiendo “ayuda”. Todo el mundo le pasa por el lado. Ayudarlo sería inconveniente e incluso arriesgado. Nadie le ayudó hasta pasados 20 minutos.

Explicación del psicólogo: se presentan dos normas contradictorias:

  • Debo ayudar;

 

  • Debo hacer lo que hacen los demás.

Una multitud de extraños se traduce en: no es digno de ayudar, y es difícil ir en contra de su opinión. Ellos forman un grupo temporal que dice: no nos involucremos.

El experimento continúa: Una “actriz” se encuentra en el mismo lugar como si se hubiera desmayado. Cuatro minutos más tarde, treinta y cuatro personas han pasado sin detenerse. Una mujer se detuvo, se dio por enterada, pero se apegó a la norma y no hizo nada. Pero cuando alguien vino a ayudar a la “actriz” enferma, la mujer inmediatamente se unió al nuevo grupo con una nueva norma: ” ayudar “.

El experimento continúa: esta vez un “actor” está vestido como un caballero respetable, parecido a mucha gente a su alrededor. Tarda apenas seis segundos antes de que sea rescatado, y alguien incluso le llama “Señor”. De repente todo el mundo se convierte en un buen samaritano.

Explicación: Todo el mundo quiere ayudarlo porque él es parte del grupo “correcto”. Si todos nos sintiéramos cercanos los unos a los otros, sentiríamos la necesidad de ayudar a todos los demás.

(52441)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta