Garantía mutua

El movimiento “Garantía mutua”

Folleto 1

La nación está lista para la garantía mutua

1. “Nosotros”

“Nosotros” somos una nación que debe unirse por medio de los lazos del interés mutuo en la sensación de calidez y de amor como una familia. “Nosotros” somos quienes estamos convencidos de que la unidad de la nación está por encima de todo, por encima de los estrechos cálculos partidistas y de los beneficios personales. ¿Somos ingenuos? No, en absoluto. Entendemos que se necesitará tiempo para lograr la unidad que buscamos, pero también somos conscientes de que debemos actuar. Por lo tanto, hemos fundado el movimiento “garantía mutua” (“הדדית ערבות”), un movimiento apolítico, público, abierto a todos. Nuestro objetivo es hacer de la garantía mutua el tema central de discusión en la sociedad. “Garantía mutua” no son sólo palabras bonitas. Garantía mutua es la única manera de lograr la prosperidad en nuestro amado país. Garantía mutua es el único método para tener éxito en un mundo que hoy se nos revela en su forma global. El movimiento “garantía mutua” ha existido durante 20 años, pero hemos vivido y respirado estos valores a lo largo de los milenios. Estos valores, los cuales han dado forma a nuestra nación, son la unidad, la fraternidad y el interés mutuo.

Durante estos 20 años, cada conversación, cada lectura, y cada reunión comenzaban y terminaban con las palabras “garantía mutua”. Hace veinte años, estábamos solos. Nuestra voz apenas se escuchaba, pero hoy en día, nuestro movimiento incluye a decenas de miles de personas en Israel y a más de dos millones en todo el mundo. Somos de países orientales y occidentales, israelíes e inmigrantes, laicos y religiosos, estudiantes y profesores, los propietarios y los que luchan por ganarse la vida.

Este desarrollo no es accidental. Con los años, más y más personas han comenzado a descubrir y a sentir el poder y la fuerza de la vida, oculta en las palabras “garantía mutua”.

Esto debe volverse un asunto de todos. ¿Por qué?

La realidad está obligándonos a hacer esto.

Hoy en día, hay cientos de artículos, docenas de documentos científicos, y numerosas declaraciones de los políticos con un mensaje que los impregna a todos: En esta era de globalización, todos estamos en el mismo barco.

La realidad de hoy es el mundo global. Una crisis sigue a la otra. Por mucho que lo intentemos, simplemente no podemos escapar de la conexión normal entre nosotros dentro de la nación y de nuestra conexión normal con el mundo entero.

No podemos estar a la vez “en favor” y “en contra”, y todos estamos navegando en el mismo barco. Este barco está comenzando a llenarse de agua. Tiene un agujero en él, que está creciendo todo el tiempo.

La división de la sociedad

Ninguna persona tiene la culpa de la ruptura entre nosotros, la creamos juntos. Cada día, está filtrándose más agua en nuestro bote colectivo. Si se hunde, nos arrastrará a todos a las profundidades. Esto incluye a aquellos que están en las lujosas cabinas de primera clase, a los de las cabinas de los pasajeros que están apretados, a los de los sacos de dormir que están en la cubierta, e incluso a quienes están de pie junto al timón, a todos nosotros.

Algunos pueden no estar asustados por esto y creo que, mientras tanto, ellos no tienen que prestar atención. Sin embargo, dentro de nosotros mismos, ya sentimos que tenemos que reparar el agujero en el barco. Simplemente debemos y podemos hacer esto sólo juntos sobre la base de la comprensión y del acuerdo mutuo.

El movimiento de Garantía mutua ha salido con este mensaje. ¿Por qué? El tiempo de garantía ha llegado.

2. La garantía mutua es una solución práctica.

Cada uno de nosotros tiene el derecho a una vida digna, segura, pero no podemos alcanzar esto si no cumplimos la principal condición, la garantía mutua. ¿Por qué? Porque, independientemente del hecho de que las demandas de la nación sean justas y urgentes, estos son sólo los síntomas de una herida abierta; de la división de la sociedad: de la indiferencia hacia el prójimo. Este es el agujero en la parte inferior de nuestro bote colectivo. La eliminación de esta indiferencia debe convertirse en nuestra principal prioridad.

La transferencia de dinero de los ricos a los pobres o del presupuesto de defensa hacia la construcción de viviendas, la sustitución de los impuestos indirectos con los impuestos directos, y hacer cambios en el gobierno, son intentos para atenuar los síntomas. Mover dinero de un lugar a otro solo sacude el barco, el agua continuará filtrándose.

Sí, es necesario hacer frente a los problemas cotidianos. Sin ello, no podemos pensar en el mañana. Sin embargo, en paralelo con esto, es imposible olvidar que la verdadera solución a los problemas económicos y sociales, así como la solución para los problemas de nuestra existencia, es sólo en garantía mutua.

 ¿Qué es la garantía mutua? Es la seguridad interna.

 Cuando la garantía mutua está entre nosotros:

  • No oprimimos al débil, ni ofendemos a los demás, porque la garantía mutua significa responsabilidad mutua.

 

  • Es importante que yo no sea el único que tiene un trabajo que me proporciona un ingreso decente.

 

  • No hay lugar en el que podamos consumir en exceso, mientras que otros no tienen pan en abundancia.

 

  • No evadimos impuestos porque al hacerlo, estaríamos robando de la despensa de la familia colectiva.

 

  • No alquilamos un apartamento por un precio excesivo debido a que no tratamos a nuestros propios hijos de esta manera.

 

  • No podemos ser felices si todos los demás no son felices.

La garantía mutua es cuando yo puedo dejar de cuidar de mis necesidades básicas más simples, y liberarme de la preocupación acerca de mí mismo. ¿Por qué? Porque todos los otros se encargan de mí, y yo me ocupo de ellos, como en una familia.

3. ¿Qué hay que hacer?

 Acciones urgentes

Debemos cuidar de las necesidades básicas de todos. ¿Cómo? Lo haremos como en una familia. Todos nosotros, en la mesa redonda, los representantes del país, los políticos, los economistas y los sociólogos decidimos juntos qué es lo mejor para nuestra gran familia.

El estado tiene un ingreso. También tiene gastos. Pensemos en la forma de distribuirlos de la mejor manera para todos, y esto tenemos que hacerlo abiertamente.

Cómo tomar decisiones

Una vez más, tenemos que tomar decisiones como en una familia. En una familia llena de amor y cariño, incluso cuando no estemos de acuerdo, actuamos en beneficio de la familia. Por ejemplo, uno es perezoso, otro es brillante, y un tercero es ambicioso. No somos iguales, pero como en una familia, nuestra función es tratar de ofrecerles a todos lo que necesitan. ¿Hay allí algunos que carecen de derechos? Debemos cuidar de ellos en primer lugar.

Nuestra meta no es introducir un nuevo programa económico, sino un enfoque correcto. Si comenzamos y terminamos cada acción con el pensamiento de unidad entre nosotros, todo será posible.

Miremos la raíz

Tenemos que cambiar la sociedad circundante. Innumerables estudios en el campo de la ciencia y la psicología social demuestran que la sociedad determina la escala de valores humanos. La sociedad define lo que compramos, cómo miramos, cómo nos comportamos y qué pensamos.

La mejor prueba de ello es lo que ha ocurrido en Israel en las últimas semanas. De repente, todos han empezado a hablar de justicia social. Es cierto que los que instalaron tiendas en el bulevar Rothschild encendieron este fuego, pero ¿que está avivando las llamas?

Los medios de comunicación

Por lo tanto, el primer paso es buscar cambios en los medios de comunicación. Hoy en día, no hay necesidad de espectáculos y programas de entretenimiento que inflen el ego. Es posible organizar programas no menos entretenidos, que estén llenos de amor y del cuidado por el prójimo.

Los medios de comunicación de hoy en día no están actualizados. Los medios de comunicación se basan en las calificaciones, en función de pérdidas y ganancias, que nos traen el sinsentido y el vacío de valores.

Necesitamos nuevos medios de comunicación que muestren que el ego no gana, sino que solamente pierde. Necesitamos medios que ilustren que estamos unidos, aunque no queramos que así sea. Los medios de comunicación deben convertirse en el entorno que nos une, constantemente.

El Internet

Hoy en día, el Internet es más importante que los medios de comunicación. Su fuerza radica en la conexión que ha establecido entre miles de millones de personas. En todas las plataformas que ofrecen las redes sociales como Facebook, Youtube y Twitter, debemos discutir libre y abiertamente, las formas de aplicación de la garantía mutua entre nosotros, hablar de la naturaleza humana, de la situación en el mundo, de la esencia del problema, y ​​de cómo resolverlo. El Internet nos permite elevarnos por encima de las diferencias externas que nos dividen y puede convertirse en el entorno en el cual vamos a educarnos.

Hablando de la educación…

La revolución en la educación

Nuestros amados hijos están creciendo en una realidad inaceptable. Violencia explícita, indiferencia y desprecio, distanciamiento y falta de fe llenan sus alrededores, y no podemos salvarlos.

Invertir en nuestros niños es nuestra máxima prioridad, y su fruto es la única esperanza para todos. Por lo tanto, la verdadera meta de la educación no debe ser llenar al niño con conocimiento, sino con la formación de un ser humano, de un ser humano que tiene el poder y la capacidad para hacer frente a la compleja realidad que le espera después de la graduación.

El sistema no tiene la culpa. El problema no es la falta de apoyo de los maestros ni la inquietud de los niños. El problema aquí es el mismo que en los medios de comunicación y que en otros campos: se trata del enfoque.

Esto es debido a que las escuelas, cuyo propósito es preparar a los niños para la vida, no han cambiado desde la revolución industrial. Sin embargo, el mundo ha cambiado. Todos lo entienden.

Corregir el mundo significa corregir la educación.

El método para implementar los cambios ya existe. Nosotros, los fundadores del movimiento “garantía mutua”, hemos estado desarrollándolo durante varios años. Esta no es una reforma, sino un verdadero cambio en el concepto.

La imagen cambiará de la de un cansado profesor, de pie ante de los niños desobedientes, a un educador con un brillo de entusiasmo en sus ojos, que se sienta en un círculo con los niños o amigos.

En este método, los alumnos mayores enseñan a los más jóvenes, y está basado en el ejemplo personal y en los juegos de aprendizaje. Este método ofrece a los niños las destrezas necesarias. Esta metodología llena la vida con esperanza y alegría. Su descripción detallada se presenta en un folleto aparte.

4. NOSOTROS

Hemos estado solos demasiado tiempo. Hemos olvidado lo que significa mirar a los ojos a los demás. Extrañamos la garantía mutua, la extrañamos mucho.

Si tuviéramos que rodearlos a todos en el país con garantía mutua, como una madre envuelve a su bebé con su amor, cada uno de nosotros sentiría el calor y la confianza que un niño recibe de su madre. Esta confianza nos permitirá no estar preocupados por nosotros mismos. Entonces, seremos capaces de dar aún más, a una persona más, y a una más… a todos.

Por lo tanto, llevaremos el amor a nuestra casa. Para siempre.

(52568)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: