La teoría de las dos autoridades y el origen de la cultura humana

Baal Hasulam, “La paz” : Ellos encuentran difícil aceptar la presunción de la supervisión de la Naturaleza… En consecuencia, llegan a una segunda presunción de que hay dos supervisores aquí: Uno crea y preserva el bien, y el otro crea y preserva el mal. Han además elaborado extensamente ese método con evidencia y señales en su camino.

Al desarrollarme, me topo con diferentes problemas, descubro nuevas cosas, y gradualmente comienzo a proyectar hacia afuera una copia de mí mismo, poblando el mundo con mis cualidades. Por ejemplo, la computadora me irrita al funcionar lentamente, y maldigo a la máquina defectuosa con toda seriedad.

Esto está implantado en la naturaleza humana de acuerdo al principio de “Te conoceremos por Tus acciones.” Mi actitud hacia el mundo externo viene de mi mundo interno. En realidad, no existe una realidad externa objetiva: Todo lo que veo en el exterior es una reflexión de mis cualidades.

Y por esta razón, transfiero el grado de mi desarrollo al mundo que me rodea sin darme cuenta, y espero que corresponda con mis criterios. Algunas veces, cuando me comunico con las personas, me pregunto sinceramente “¿Cómo es que no pueden entender y sentir como yo?” Tengo un requerimiento en relación al mundo externo profundamente arraigado, una firme convicción de que tiene que corresponder con mi entendimiento y percepción.

De esta manera el antiguo enfoque de la naturaleza como un sistema de leyes estrictas e impasibles fue reemplazado por un sistema de dos autoridades. Las personas han descubierto que la naturaleza también tiene potencial y acción, causa y consecuencia, voluntad y renuencia. En su imaginación, las personas lo han dotado de algo como un “alma,” le han otorgado razón, un propósito, y comenzaron un diálogo con esto: “Si hago esto, el resultado será bueno. Si hago aquello, el resultado sólo puede ser peor. entonces, la naturaleza puede reaccionar de forma positiva o negativa, es como conmigo y otras personas.”

De esta manera las personas comenzaron a atribuirle sus propias cualidades, deseos, pensamientos, e intenciones a la naturaleza. Existen dos fuerzas opuestas en el hombre: bien y mal. En consecuencia, también existen en la naturaleza. Las personas pueden tratarme ya sea bien o mal, yo puedo tratar a otros bien o mal, entonces la naturaleza también tiene la misma división en dos fuerzas.

En ese caso, ¿cómo apaciguo a la fuerza buena? ¿ O por el contrario, a la fuerza malvada? Esto se basa en cálculos que surgen de la idea de la autoridad dual.

Más aun, existe una capa incluso más profunda aquí. No tengo forma de “traer a la vida,” espiritualizar, y dotar de existencia independiente a la autoridad de una sola naturaleza sin alma. La autoridad única siempre es la misma. Esto significa que no posee razón alguna ¿Cómo puedes planear algo si el bien y el mal no están en conflicto dentro de ti, con tus cálculos basados en su oposición?

El gobierno absoluto es la naturaleza en su forma pura, mecánica. Pero tan pronto como le atribuyo dos fuerzas a esta, bien y mal, los cálculos comienzan. Después de todo, yo mismo hago cálculos basado en la correlación entre dos posibilidades, dos fuerzas. Y después, una vez que las proyecto hacia el exterior, las encuentro en la naturaleza.

De esta manera comienza la resistencia, pero ahora el hombre considera a la naturaleza una autoridad, un poder. La naturaleza unificada no es suficiente para responder por el gobierno actual, y sólo dos poderes ponen al hombre entre dos autoridades como entre dos fuegos. Esta es nuestra percepción de la realidad. Dos autoridades presuponen cálculos, un plan, una pelea entre el bien y el mal, etc.

La religión aparece en este punto, incluyendo el misticismo y diferentes “disputas” con la naturaleza. Al desarrollarse el hombre sicológicamente, proyecta y transfiere su mundo interno a la naturaleza, atribuyéndole sus propios poderes y cualidades.

Así es como florecen las creencias y colocan deidades e ídolos de todo tipo en un pedestal. Al paso del tiempo, se convirtieron en la mitología del mundo antiguo.

Así, inicialmente la primera teoría es la transición del estado animado: Ya que el hombre se distinguió a sí mismo de la naturaleza y se separó de ella, se convirtió en un hombre. Y la segunda teoría está conectada al desarrollo subsecuente, la oposición del bien y el mal dentro de nosotros, la relación entre el hombre y la sociedad. Cuando dos opuestos surgen dentro de nosotros, podemos atribuirle las correspondientes consideraciones a la naturaleza también.

Aquí se origina la cultura humana. En relación a la naturaleza, nos desarrollamos específicamente como la especie humana, y en este mundo la ciencia y la cultura son inherentes al hombre por definición. Esta es exclusivamente su prerrogativa, la cual resulta de la teoría de las dos autoridades. Sin esta no desarrollaríamos la cultura, que nos distingue de los animales. La cultura se refiere a todo: desde las ropas hasta el habla y la autoexpresión.

Así es como la raza humana se desarrolló en su percepción del mundo.

(De la quinta parte de la Lección diaria de Cabalá 1/8/2011. “La paz.”)

[49950]

Material relacionado:

Una Pregunta De proporción

Creciendo A Partir De Dos Opuestos

Los Pioneros

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: