Regido Por Ídolos.

Baal HaSulam, “La Paz”: Las personas dividen y separan cada una de las acciones generales por sí mismas, que quiere decir fortaleza, salud,  dominación, belleza, hambre, muerte, desorden y así sucesivamente. Estas se nombraron sus propios supervisores, y expandieron el sistema a su antojo.

Yo quiero lograr todo tipo de cosas en la vida. Para alcanzar esto, yo peso cada cualidad que es buena para mi y busco ayuda de la naturaleza cuando trato de obtenerla. Yo atribuyo una fuerza especifica de la naturaleza que me ayudará. Por ejemplo, yo carezco de valor así que eso significa que yo necesito el dios de la guerra. Para tener mucho dinero, necesito un dios que sea responsable de las riquezas. Así es como “encuentro” fuerzas auxiliares en la naturaleza por mí mismo.

Si no tengo éxito en algo, entonces aparentemente estos dioses son malas deidades en la naturaleza que deben ser complacidas y alagadas para que respondan de la misma manera.  El deseo egoísta constantemente crece y me brinda mas y mas decepciones mientras en respuesta, una persona desarrolla este tipo de actitud “mitológica” hacia la naturaleza, atribuyendo independencia a estas diferentes fuerzas y llamándolas deidades.

La humanidad ha pasado ya por este estado en cierta medida a través de las religiones, sin embargo sigue inmersa en supersticiones. Las personas creen en todo tipo de fuerzas, señales de fortuna o infortunio. ?En qué se diferencia comprar una cinta roja de hacer un sacrificio a algún dios en un árbol sagrado? Esto es la misma cosa, al mismo nivel.

Es ahí donde la humanidad está, en nuestra época “progresiva”. Las personas comenzaron esta práctica miles de años atrás y no han cambiado en nada hasta hoy. De la misma manera que antes, ellos siguen creyendo en la ayuda de objetos especiales que son vendidos a ellas y en el efecto de contribuciones monetarias que aparentemente irán directamente a la cuenta personal de algún dios para así pagar con ayuda milagrosa. Todas las religiones están basadas en este mismo esquema.

Sin la corrección interna del hombre, la cual lo llevará a un nivel de conexión con la fuerza superior de la naturaleza, todo lo demás es esencialmente “adorar a un ídolo” en la terminología de la ciencia de la Cabalá. Después de todo yo no quiero cambiarme a mí mismo, sino a las fuerzas externas para que estas sean mas agraciadas hacia mí.

Es así como hemos ido con éxito desde el materialismo a las religiones o creencias, lo que atribuye un pensamiento, una voluntad, una planificación a la naturaleza. Y parece que yo soy capaz de cambiar todo esto a través de acciones externas. Resulta que una sencilla ceremonia me permite “modificar” la meta y el programa de la creación.

Así que cual es este dios que puede ser cambiado? Que tipo de omnipotencia es si este tipo de actitud puede ser comprada con dinero? Esto demuestra en cuan bajo nivel esta la humanidad actualmente.

Solamente si una persona obtiene y usa las fuerzas de todo un complejo de medios para transformarse a sí misma, llegando al nivel de Dios, el Todopoderoso, la Fuerza Superior, entonces el método es practico, autentico y correcto. Solo esto es verdaderamente real. Simplemente no hay otros caminos.

(De la 5ta parte de la lección Diaria de Cabalá. 01/08/11..”La Paz”.)

[49946]

Material Relacionado:

Terminando el negocio de abraham

La “religión” interior del alma

Una superstición común

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: