Sobre la importancia de nuestras reuniones

Pregunta: A comienzos de septiembre, vamos a tener una convención en el norte de Israel. Hoy, con todos nuestros esfuerzos dirigidos hacia la diseminación externa, ¿cuál es la importancia de tales reuniones “internas”?

Respuesta: Una no excluye a la otra. Como grupo, nosotros estudiamos la ciencia de la Cabalá: las raíces de la creación y su corrección y las acciones espirituales que están detrás de los actos corporales de la persona. En su interacción con otros, quiera o no, la persona activa un enorme mecanismo con el cual no está familiarizado. Nosotros estudiamos este mecanismo y aprendemos cómo entender y operar nuestras acciones internas por medios de los actos externos. En esencia este es el propósito de nuestro estudio.

Nosotros estamos estudiando el sistema y encontramos los puntos donde nosotros estamos conectados con él, donde termina el sistema espiritual, dando forma a uno corpóreo: los cuerpos y las fuerzas de nuestro mundo. La conexión de estos dos sistemas se encuentra en mi deseo: si yo lo cancelo en relación con el otro, yo lo o la veo en la espiritualidad. Si yo bajo mi cabeza ante el otro, él o ella comienzan a ser mi Kli espiritual  (vasija). De esta manera yo asciendo a la espiritualidad.

El ser humano está por encima de mi actual “yo”, más allá del Majsom (la barrera que nos separa de la espiritualidad). Si yo lo trato a él de la forma en que yo me trato a mí mismo, asciendo a su nivel y comenzamos a ser un todo. De esta manera yo cruzo el Majsom.

Yo transfiero al otro mundo nuevas piezas de mi inclinación al mal, que yo tengo aquí abajo, en este mundo. Primero, yo empapo mi actitud hacia él con el otorgamiento por el bien del otorgamiento, corrigiendo los llamados “errores”. Y más tarde, yo cambio para corregir las “transgresiones”. De este mondo yo muevo mi punto en el corazón hacia arriba, revelando la inclinación al mal en mí. Como resultado, por medio de una adecuada conexión con el otro, yo me elevo a un grado superior.

El “otro” es la humanidad. La regla de amar al prójimo como a ti mismo se aplica a la gente común. Parece como si se hubiera dado un ejercicio: cambiar mi actitud hacia ellos. Sin su conocimiento, yo estoy transfiriendo mi “yo” en el mundo espiritual, al realizar la etapa de transición. La ciencia de la Cabalá explica esto usando términos especiales, pero para ponerlo de manera simple: De este modo nosotros adquirimos una vida buena y segura para nosotros y para nuestros niños.

Volviendo a la pregunta, el beneficio de nuestras convenciones está en el estudio y lo más importante, en la conexión interna y en la unidad. Solamente cuando estamos conectados, cuando nos acercamos más y más, cuando estamos anulándonos uno frente al otro, sólo entonces tenemos algo con qué dirigirnos al mundo.

En primer lugar, nosotros estamos llevando el espíritu de unidad. Es por eso que necesitamos eventos de unidad, en los cuales los amigos se reúnen por unos pocos días. Nosotros estamos planeando llevar a cabo una gran reunión internacional en diciembre. Sin eso, nosotros no vamos a tener el poder de la unidad para transmitirla.

Yo espero que nuestra convención de diciembre se lleve a cabo en un nuevo nivel. Entonces, todos los amigos de alrededor del mundo tendrán tanta fuerza que podrán liderar la diseminación de la Cabalá mundialmente así como todos los eventos que están sucediendo ahora en Israel y que con el tiempo también sucederán en sus países. Habrá una necesidad por el método. Aunque inconscientemente, la desesperación que abrumará a las personas les hará abrir sus corazones hacia la unidad.

(51691 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 18 de Agosto del 2011, “La Nación”)

Material Relacionado:

La naturaleza no tolera el desequilibrio
Arrastradados desde la oscuridad por un rayo de luz
Elevate por encima de todas las diferencias

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: