Toda la nación en la mesa redonda

Si queremos asegurarnos de que todos los programas tengan perspectivas a largo plazo, el criterio que tenemos que comprobar es si ellos ven nuestra sociedad como una familia. Debemos resolver todos los problemas sólo de esta forma.  De este modo, llegaremos juntos a una solución. De lo contrario, las decisiones se tomarán bajo la influencia de la fuerza, varias manipulaciones, y en un largo trayecto, estas se volverán ineficaces: cada una será bastante defectuosa.

Esto suena algo remoto de los políticos y de todos esos medios que utiliza a menudo el gobierno: de la fuerza y del dinero, pero no hay escapatoria ya que la gente tiene que percibir las soluciones precisamente de esta manera.

La justicia social tiene bonitas palabras. Pero ¿Qué es en realidad? Es por esto que nosotros debemos siempre observar este enfoque global, integral, sin el cual ninguna nación, ninguna sociedad puede implementar ningún cambio hoy en día.

Todos deben entender que no existe otro enfoque para resolver los problemas. Hemos entrado a una interconexión total y completa en nuestras relaciones, lo cual requiere de la participación de todos en las discusiones y tomas de decisiones. Y todo esto tiene que ocurrir en una atmósfera de concesión y asistencia mutua  ya que el “pastel” del estado que compartimos es ilimitado. Es por esto que debemos discutirlo en conjunto, y todos deben entender que no recibirán el 100 por ciento de lo deseado y  que deben conceder.

Y si el espíritu de “conexión mutua”  prevalece entre nosotros, y hay un total acuerdo entre todos los ciudadanos, ellos se darán cuenta de que podemos avanzar sólo de esta manera. Esto realizará una atmósfera entre las personas de forma sana, y las decisiones serán tomadas en el espíritu de participación y amor. Como resultado, esto cambiará la atmósfera en general, y esta forma de tomar decisiones mejorará las relaciones entre todas las partes conflictivas de la sociedad.

Por supuesto, este enfoque contiene mucho más que el establecimiento de buenas relaciones. Si todos se sientan en la mesa redonda, pidiendo lo máximo para sí mismo, empezarían a comprender los pedidos de los otros y estarían listos para sacrificar algo de lo suyo, incluso pedidos justificables, de esta manera llegaremos a un consenso general entre la gente, y ellos empezarán a conectarse.

Así todos los partidos y los estratos sociales entrarán en la red integral, habiendo conectado a toda la nación. De esta manera, revelaremos la fuerza integral general que nos elevará el próximo nivel de consciencia y existencia.

(51830)

Material relacionado:
Ser un modelo para las naciones
Los problemas globales de la humanidad
La revelación de la Cabalá al mundo: ¿Para bien o para mal?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta