Todas las peticiones vienen desde abajo, y todo el llenado viene de Arriba

Nuestra tarea es elevar todas las chispas que quedaron de la ruptura. Nos parecen extrañas ahora, como si no pertenecieran a nosotros, pero tenemos que escogerlas, juntarlas, y elevar la colección de todas las almas o chispas a Maljut del mundo de Atzilut. Las unimos todas a nosotros mismos, puesto que “cada persona es un mundo pequeño”.

Debido a esta unificación con los amigos, el mundo, y todos los sucesos y acontecimientos, todos nos unimos y elevamos a Adam HaRishon, el primer hombre, a un otorgamiento único para el bien del Creador, como lo fue antes del pecado. Y entonces se forma un gran MAN, oración, que es la acción final del “Zivug Rav Palim UMikabtziel” (adhesión universal) que conduce a la corrección final.

Sólo tenemos que recoger todas nuestras acciones, pensamientos, y escrutinio por el bien de volvernos hacia Él con una oración. Todo este proceso ocurre dentro de nosotros, pero ahora no lo sentimos ni lo entendemos. Esto está por fuera del estado hasta que entremos en el mundo espiritual y comencemos a elevar el MAN conscientemente, con entendimiento, sintiendo estos actos espirituales y haciendo cálculos.

En el mundo espiritual, la persona ya utiliza la pantalla y se involucra en la práctica la Cabalá, trabajando activamente con el deseo de recibir, la pantalla, y las chispas. Uno sabe exactamente qué aclara, en qué medida planea elevarse, qué tipos de Luz lo afectan, y qué formas de deseos pone en vigor. El Talmud Eser Sefirot se convierte en un libro de instrucciones reales para él.

Podemos pensar que frente a ese estado, nuestro estado actual es completamente irrelevante. ¡Sin embargo, esto no es así en absoluto! En la actualidad, estos estados preparatorios que trascurren desde la inconsciencia son los más importantes. Es como un niño que crece más rápido durante sus primeras etapas de la vida. Aunque él es un bebé, ocurren en él ciertos cambios todos los días. Entonces comienza a cambiar de mes a mes, de año a año, hasta que deja de crecer por completo.

 De la misma manera, mientras trabajamos inconscientemente, pasamos por los estados de mayores de cambios, sólo que somos incapaces de reconocerlos. Por lo tanto, necesitamos darle gran importancia a nuestro estado, a pesar de todo, entendiendo el enorme beneficio de cada pensamiento, acción y palabra que se dirige hacia la meta, y en particular, a aquellos que se realizan por el bien de los estudios, de la unificación, y de la difusión. En consecuencia, alcanzaremos una oración consciente.

Una oración, petición, o un deseo es nuestra única acción. Todo lo demás es realizado por la Luz. Y si deseamos alcanzar el otorgamiento para que el “invitado” pueda darle al “Anfitrión”, ¡sólo tenemos que desearlo! Cuan incapaces o capaces somos, no importa, lo más importante es que nuestras acciones estén dirigidas correctamente.

Por lo tanto, está escrito que una persona no tiene otro trabajo, excepto la oración. Toda la fuerza y ​​el llenado vienen de Arriba, mientras que todas las demandas y peticiones vienen desde abajo.

(52514 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/24/11, “Shamati”)

Material Relacionado:
Las dificultades son la ayuda de Arriba
El esfuerzo viene de abajo y la sensación de Arriba
Esfuerzos para un hallazgo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta