Todo el desarrollo humano es el desarrollo de las conexiones

La persona no puede existir separada de la sociedad. Estamos construidos deliberadamente de una manera que nos obliga a vivir entre las personas. Esto es a causa de la ruptura del alma común en muchas almas particulares.

Con el fin de revelar al Creador, tenemos que revelar la conexión rota entre nosotros y corregirla. Entonces, al alcanzar Sus acciones, alcanzaremos Su perfección. Es por eso que estamos construidos de manera que ninguno de nosotros es capaz de vivir en aislamiento total. De otra manera se deslizaría al nivel de un animal. Si una persona se ha desarrollado hasta el nivel humano, entonces tiene que vivir como una persona, es decir usar a todos los demás y contribuir con su parte hacia todos.

El desarrollo de la humanidad debe ser visto como el desarrollo de la conexión entre nosotros y de nuestra dependencia mutua. Al principio sólo existían familias. Después grandes comunidades comenzaron a desarrollarse, seguido por tribus, luego poblados, ciudades, y naciones. Hace unos cientos de años, comenzó el comercio activo entre muchos países.

Por esto exactamente las naciones desarrolladas viajaron para conquistar otros países y descubrir nuevas tierras, sintiendo que carecían de conexiones. El deseo egoísta siempre nos empuja hacia la interconexión y el intercambio.

Así es como desarrollamos la economía, que es un reflejo de nuestra aspiración interna a estar conectados unos con otros. Es por esto que toda nuestra economía está construida con base en el egoísmo, en el deseo de disfrutar que siente que debe ganar y obtener ganancias a expensas de todos los demás: yo te doy algo, tú me das algo, y así en adelante. Una persona era granjero y el otro un artesano, y al unirse, cada uno tenía una mayor ganancia.

Es claro que es imposible detener el desarrollo evolutivo y producir todo por tu cuenta, sosteniendo el hogar de manera natural, de la manera en la que lo hacían en los tiempos antiguos. Así es como construimos todas las formas de conexión entre nosotros. Todas son acordes a nuestro carácter egoísta, que se desarrolló en el transcurso de muchos milenios y generaciones hasta nuestros tiempos, ¡de pronto revelamos que esta conexión ya no es tan simple como pensábamos cuando veíamos las cosas con nuestro ego! Hoy en día está revelándose una conexión diferente, una que es mutua y universal. Así está revelándose de parte de la naturaleza.

Construimos la conexión de la forma en que quisimos, de la forma en que nos pareció mejor para establecer conexiones rentables entre nosotros. Las construimos mediante nuestro libre deseo, siguiendo las demandas de nuestro egoísmo. Esto es lo que hizo surgir políticas, la sociedad, economía, familia, educación, y todos los sistemas vitales.

Pero de pronto, un tipo de conexión nueva está siendo revelada, ¡la cual es diferente y contradice todo lo que he hecho hasta ahora! Es por eso que surge un problema y una crisis está irrumpiendo.

(51610 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/17/11, “La Nación”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta