Tormenta en la red

En las noticias: “Los medios sociales han sido una fuerza potente en fomentar las protestas que comenzaron el sábado [6 de agosto de 2001] en los barrios de Londres y se extendieron más tarde a otras ciudades como Birmingham, Liverpool, Leeds y Bristol. También se han enviado mensajes a través de textos regulares y por Facebook.

“El Sistema de mensajería de BlackBerry se popularizó entre los jóvenes porque es gratis, compatible con multimedia y privado, en comparación con Facebook y Twitter.  Sus mensajes cifrados dan a los alborotadores un beneficio adicional: la policía es incapaz de rastrear de inmediato el tráfico de mensajes como pueden hacerlo con los celulares normales”. (Fuente: huffingtonpost.com)

“Ellos [el colectivo Hacktivista] unirían fuerzas con otros hacktivistas, con el objetivo de derribar las redes sociales gigantes, para que la acción pueda llevarse a cabo “por el bien de la privacidad”, y con el fin de proteger la libertad de información”. (Fuente: b92.net )

“El grupo de hackers conocido como Anónimos se ha comprometido a “destruir” Facebook el 5 de noviembre…  Los hacktivistas tristemente famosos por entrometerse con el gobierno americano y su apoyo a Wikileaks, han anunciado que se centrarán en reducir los sitios de las redes sociales debido a su política de privacidad.

“Facebook ha estado vendiendo información a las agencias del gobierno y dieron acceso clandestino a información de empresas de seguridad para que puedan espiar a personas alrededor de todo el mundo”.

“Las protestas están en marcha. No es una batalla por el futuro de la privacidad y por la publicidad. Es una batalla por la elección y la información consentida”. (Fuente: dailymail.co.uk)

Mi comentario: Todas las revoluciones, las actuales y las de siglos pasados, se hundirán en la historia. Todas ellas ocurrieron bajo una presión rígida, una fuerza convincente. Sin embargo, recientemente hemos estado bajo la influencia de una nueva fuerza, la fuerza integral de la naturaleza, que nos empuja hacia la unidad ya sea por medio del sufrimiento o de la realización de la necesidad, y esto constituye nuestra única opción.

Por lo tanto, ninguna revolución nos traerá un resultado positivo. El ex primer ministro británico Gordon Brown, escribió que todo lo que estaba ocurriendo sucedió sólo para obligarnos a que nos unamos, para igualarnos con el mundo global de la naturaleza.  Pero él no podía emprender nada porque la unidad puede alcanzarse sólo atrayendo esta fuerza sobre uno mismo. Y la Cabalá, la ciencia de la corrección de nuestro egoísmo y de la unificación por encima de él, describe cómo hacer esto.

(50997)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta