Vemos lo que sentimos

El final de la corrección, el cual describen los cabalistas en sus escritos, tiene que ser realizado en nuestro mundo, en la materia, en todas  nuestras viles relaciones, en las más “materialistas”. Esta es la corrección en la que “las tinieblas brillan como Luz” (Salmos 139:12) y “sus pies se asentarán sobre el monte de los Olivos” (Zacarías 14:4).

Mi parte animada sigue siendo la misma. Mi cuerpo no comienza a trabajar por el bien del otorgamiento. Además, esto funciona de esa manera al principio. La totalidad de la naturaleza, además del hombre, trabaja para el otorgamiento. Simplemente no lo vemos puesto que evaluamos todo según nuestras normas.

Pensamos que los animales sólo se devoran unos a otros, pero en realidad, esto no es cierto. Simplemente no podemos atribuir la intención de otorgar a ellos, porque no los sentimos ni entendemos. Pero, en realidad, las normas de la naturaleza por encima de ellos los dirigen hacia el otorgamiento, y ellos obedecen estas órdenes. Sin embargo, lo mismo no puede decirse acerca del hombre. Él lleva a cabo las órdenes de su egoísmo, que está dirigido a la recepción y, además, él empantana la naturaleza al juzgarla de acuerdo con sus propias faltas.

Cuando el hombre se corrige, adopta la forma global, y ve la imagen global. Al mismo tiempo decimos que los niveles inanimado, vegetativo y animado de la naturaleza se corrigen también, pero esto en realidad significa que se corrigen por nuestra nueva percepción. Los animales en realidad no tienen que ser corregidos. Eres tú el que verá que el lobo y la oveja viven en paz, al igual que hoy en día tus ojos ven que uno se come al otro

En el artículo “El ocultamiento y la revelación del Creador” Baal HaSulam escribe que tú ves las guerras y los conflictos en el mundo porque tú mismo eres así.

(51696 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/18/11, “La Nación”)

Material relacionado:
Uno no puede volverse humano sin amor
El camino hacia la realidad perfecta
¿Qué brotará de nosotros?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: