¡Nadie nos ayudará excepto nosotros mismos!

En nuestros días, no hay gran diferencia entre trabajar en el grupo y en toda la humanidad, entre el trabajo individual y el colectivo ya que una red común se ha revelado. En el pasado, grupos de cabalistas trabajaban ocultos, separados de todos los demás. No se mostraban porque estaba prohibido revelar la Cabalá y explicar su propósito antes de que la verdadera red de conexiones comunes se revelara y surgiera la necesidad por un método de corrección.

Es por eso que los cabalistas permanecieron callados. Pero desde el momento en que esta red comenzó a revelarse, la situación se ha vuelto diametralmente opuesta, y debemos divulgar esta sabiduría.

Los cabalistas predijeron esto incluso antes de que esta red se revelara al mundo. Hace cerca de cien años, Baal HaSulam comenzó a hablarle al mundo acerca de la necesidad de revelar la sabiduría de la Cabalá. El pensaba que el mundo debía prepararse por adelantado para la revelación de las conexiones con el fin de evitar el pasar por las guerras y el sufrimiento que hemos experimentado el siglo pasado.

La humanidad experimentó más matanzas y sufrimientos en el siglo 20 que en toda la historia de la humanidad. Y por supuesto era posible pasar por todas esas correcciones de una forma diferente. Pero hasta ahora, las correcciones que lleva a cabo el superior permanecen dentro de Él, y no sabemos nada acerca de estas o las vemos con nuestros propios ojos. No tenemos los medios para ver las correcciones que hemos alcanzado bajo el costo de tan grande sufrimiento.

Incluso cuando esto fue una corrección, pero su forma no fue la deseable ya que se vistió en nosotros bajo la presión de Arriba y contra nuestro deseo. En Cabalá esta relación es llamada “Ajor Be Ajor” (espalda con espalda). Pero necesitamos llegar a un acuerdo completo y volvernos “cara a cara” uno con otro (Panim Be Panim).

Al fin y al cabo, de una manera u otra, siempre avanzamos, pero sucede de una forma no deseada. Sin embargo ahora, después que la Cabalá ha salido a la luz, la humanidad puede prepararse para la revelación de la red que nos conecta a través de una educación integrada, global y una garantía mutua, es decir, a través de la conexión apropiada entre nosotros.

Y cuando nos preparemos para esta revelación, la recibiremos como buena, y la veremos como un campo común bendecido por el Creador, y no como una vida llena de peligro y amenazas. Todo depende sólo de nuestra vasija, que debe anteceder a la Luz.

¡Sentirás que este campo de conexiones mutuas es bendecido por el Creador porque tú mismo querrás bendecirlo! ¡Sentirás que cada nueva revelación te beneficia porque te acerca al otorgamiento general, a la garantía mutua!

Lo que sea que ha sucedido era necesario que sucediera. No cometimos errores ni hicimos movimientos equivocados, todo sucedió de acuerdo al deseo del Creador que se reveló de esta manera. No debemos lamentar nada del pasado, incluso los eventos más dolorosos que son muy difíciles de aceptar: “No hay nadie más aparte de Él“.

Pero de ahora en adelante, necesitamos ver que todo depende de nosotros, ¡y que “nadie nos ayudará excepto nosotros mismos”!

(53518 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 30 de Agosto del 2011, Shamati # 110)

Material Relacionado:

Pequeño mundo perdido
Revelando la unicidad
No pierdas el tiempo que te ha sido dado

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: