¿Es el hombre el amo del mundo?

Yo veo la crisis actual no como un castigo para nosotros, sino como una oportunidad única para llegar a una existencia eterna y perfecta, como un marco de referencia totalmente diferente. Hemos hecho muchos descubrimientos en este mundo en la evolución del mono al ser humano, pero ahora, por primera vez, el gobierno superior está revelándose a nosotros. Estamos empezando a escuchar que, en efecto, hay una fuerza más allá de nosotros.

Nosotros entendimos que las fuerzas de la naturaleza existían: la fuerza de los huracanes o la fuerza de gravedad, pero todas estas fuerzas fueron inferiores a nosotros. Fueron las fuerzas de la naturaleza ciega: inanimada, vegetativa y animada.

Sin embargo, yo, un ser humano, estaba por encima de ellas. ¿Quién más podría competir conmigo? Deja que un animal me ataque. Yo puedo matarlo, derrótalo, o domarlo y domesticarlo para que me sirva. Yo era el más fuerte entre ellos.

Por supuesto, hay algunos fenómenos ante los cuales éramos impotentes. De repente, un volcán entraba en erupción o algún otro desastre natural que podía ocurrir, pero entendimos que eran las leyes de una naturaleza ciega que no tenía mente. Podríamos predecir las catástrofes por diversos signos o calcularlos usando fórmulas. Sin embargo, de repente, por primera vez en la historia, se manifiesta un nuevo poder entre nosotros los seres humanos.

Trata de sentir las inusuales cosas acerca de las que estamos hablando. Esto crea una situación como si estuviéramos reunidos en un solo lugar para alguna reunión: Hay muchas personas, y un ambiente íntimo prevalece entre nosotros porque nos conocemos desde hace mucho tiempo. Vamos a suponer que es el cumpleaños de alguien, y todos están mezclados con un vaso en la mano. Todo el mundo sabe lo que está sucediendo.

Entonces, de repente, una nueva actitud, un nuevo poder se abre paso, y nadie puede llevarse bien con los demás. Así es como nuestro mundo aparece ahora. La gente está empezando a sentir que este nuevo poder que viene de fuera, y ellos no comprenden qué hacer con él.

Todo está cambiando a nivel del hombre mismo. El hecho de que algún huracán ocurra aun está bien. Esto sigue siendo la naturaleza, lo vegetativo, o lo animado, pero esto es menos que humano. Estas cosas son más fuertes que yo, pero por debajo de mí, ya que están desprovistas de sentido y razón.

Inesperadamente, sin embargo, están produciéndose cambios que parecen tener sentido y razón. Todavía no puedo distinguir claramente el intelecto allí, pero ya entiendo que estos cambios están a mi propio nivel. Se revela un nuevo poder en el que yo, usando mis sentidos y mi razón, he construido los sistemas de conexión entre nosotros, en la gente. No sé nada al respecto, pero veo que no puedo manejarlo por mí mismo. No puedo conseguir lo que quería.

Esto se me ha revelado poco a poco y desde la distancia, pero ya veo que no soy el amo en este mundo. Yo no lo atribuyo a alguna fuerza por fuera de mí que tiene sentido y razón, pero veo que esta obstrucción se encuentra a mi altura. Por lo tanto, hoy no sabemos qué hacer.

(54346 – De la lección diaria de Cabalá del 9/2/2011, Escritos de Rabash)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta