¿Hacia dónde se inclinará la balanza mundial?

Hoy en día es difícil distinguir cuál será el papel de los diferentes países en el nuevo mundo global. Todo depende de cómo Israel opere en la esfera espiritual y de qué manera inclinará la balanza, en qué tipo de balance se estabilizarán Estados Unidos, Rusia, y el mundo Árabe.

Europa está perdiendo su influencia. Las principales fuerzas que permanecen en el mundo son el mundo Árabe, Estados Unidos, y Rusia. China no podrá salir de su ocultamiento, su lugar en los confines del mundo. La crisis no les dará tiempo suficiente para desarrollarse. Pronto comenzarán a sentir que el mundo no necesita lo que producen. Eso es porque el mundo sólo demandará las necesidades básicas, pero China no produce objetos que sean de necesidad vital.

Sin embargo, justo ahora es imposible predecir nada con precisión porque todo depende de nuestra libertad de elección. Si actuamos adecuadamente y bien, entonces esas fuerzas se estabilizarán en un equilibrio. Entonces los estadounidenses no utilizarán a los países árabes para lidiar con todos y gobernar en el mundo, que es a lo que hoy aspiran.

Es por eso que Israel es un obstáculo para ellos, el cual desean eliminar para entonces moverse en dirección a Rusia y China. Y para lograrlo quieren usar la fuerza del más extremo fundamentalismo árabe al aliarse con este, junto con todas sus ramas terroristas.

Este fenómeno ya es bien conocido  y ha sido descrito en muchas fuentes. No estoy diciendo una sola palabra de mi opinión. Por lo tanto, tenemos que entender que todos los buenos cambios que pueden realizarse en el mundo sólo pueden suceder por encima de la naturaleza, ¡sólo con la ayuda del método de corrección! No hay ninguna oportunidad de lograr algo por la fuerza, especialmente en un país como Israel. Mediante el desorden reciente vemos cómo el programa estadounidense está realizándose.

Todas esas manifestaciones y demandas son alta política, cuyo objetivo es nivelar toda esta área y establecer aquí el poder del fundamentalismo árabe. Los estadounidenses esperan que esto se convierta en un arma poderosa en sus manos, y esta tendencia o programa ha existido por un largo tiempo y está realizándose gradualmente.

América percibe al Islam como una fuerza externa que le permite controlar al mundo. Pero todo esto es organizado por el Israel de Arriba para empujarnos hacia una solución espiritual. Sin embargo, Rusia y China deben sentir que son nuestros aliados en esta situación porque también están en peligro. Nosotros sólo somos un “pequeño obstáculo” en el camino de Estados Unidos, mientras que ellos son el objetivo real.

Este es el equilibrio de fuerzas que los estadounidenses quieren establecer en el mundo. Y en realidad, ¿qué otra fuerza disponible existe hoy que pueda ser manipulada y usada para pelear, que tenga el respaldo del petróleo y la fuerza de presión del fundamentalismo? Europa ha envejecido completamente, y Rusia también se ha debilitado mucho y ha envejecido con los años. Ya no tiene la energía que una vez tuvo, lo cual es obvio incluso al ver la dinámica del producto interno bruto.

China también carece de poder real porque está ocupada produciendo “juguetes”. Esta actividad no le proporciona una influencia poderosa. Es el centro de grandes recursos humanos y financieros, pero este país aún no se ha construido. Y su sicología es mantenerse al margen, como lo hizo por milenios. E incluso cuando ahora los chinos se han dispersado por el mundo, aun así esto no es una “incursión” porque su sicología interna no ha cambiado, y eso los detiene.

Todo esto está finamente calculado, y está organizado desde Arriba. Todo se desentraña mediante un programa estricto, acerca del cual puedes leer en los Profetas, que describen lo que sucederá con el mundo en el fin de los días. E Israel es precisamente el indicador de la aguja de la balanza, el que determina la dirección y los pasos que tomará el mundo.

La tendencia es muy precisa y ya es clara para muchos. No estoy revelando nada nuevo. Al final, obtendremos una mayor consciencia de un hecho simple: que no tenemos nada en qué confiar excepto en la fuerza superior. Pero eso no significa simplemente gritar “¡sálvame!” hacia el cielo, sino en su lugar, realizar acciones reales y atraer esta fuerza hacia nosotros. Justo como Estados Unidos atrae fuerzas extranjeras hacia sí y opera a través de ellas, así atraemos la fuerza superior y operamos con su ayuda. Pienso que el éxito de las fuerzas buenas nos está garantizado. Sólo debemos continuar trabajando y hacer lo que sea necesario.

Todos los otros intentos y planes no tienen ningún valor. Sólo al actuar correctamente podemos envolver todo este mal para que se ahogue por sí mismo.

(53721 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 9/05/11, “La Nación”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: