entradas en '' categoría

Revelando la Shejina entre nosotros

El Zóhar nos revela la Shejina, (la conexión entre nosotros) en todas sus formas e imagines, a través de diferentes lenguajes, dibujando diferentes situaciones.

Si queremos conectarnos con lo que leemos, incluso sin entenderlo, esto significa que deseamos  concebir lo que estudiamos, aspiramos a estar en esta red que une las almas, la misma red que revela El Zóhar, estar en la asamblea de las almas que aspiran al Creador , a la Shejina Sagrada. “Sagrada”, porque esta red funciona en el otorgamiento mutuo, en la garantía mutua.

Entonces, cuando leamos El Zóhar y deseemos revelar  la Shejina entre nosotros, atraemos la Luz que retorna a la fuente, al Creador. Lo hacemos de los mismos estados que están ocultos detrás de las palabras del Zóhar, porque deseamos acercarnos a la red de la conexión correcta entre todos nosotros.

(53062 – De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/30/11, El Zóhar)

Familiarizándonos con el mundo

Pregunta: Si el Creador no existe afuera, sino que se revela dentro de nosotros, entonces, ¿qué es la Luz Circundante? ¿No viene de afuera?

Respuesta: Existe Maljut del mundo del Infinito. Además de esto, no hay nada más.

Una vez estuvo llena de la Luz del Infinito. Luego, se le puso una restricción, y esta asumió una forma diferente una vez que la Luz del Infinito se retiró. Entonces, la Maljut misma se manifestó en forma de mundos y de almas, es decir, sus partes. Algunas de ellas pertenecen a la órbita externa, y otras a las partes internas.

Del mismo modo, en nuestro mundo los niveles inanimado, vegetativo y animado de la naturaleza representan la parte externa, y el nivel humano o hablante, representa la interna. Esto también determina el desarrollo espiritual: Al hombre se le ha dado la tarea de la intención, mientras que las otras partes de la naturaleza,  sólo llevan a cabo acciones. En última instancia, Maljut del Infinito llega a su fase final: el fin de la corrección.

Por lo tanto, hay muchos estados, pero no importa que puedan ser, son todos impregnados por un deseo y una Luz. ¿Qué los cambia entonces? La toma de conciencia, la intención por sobre el deseo. En otras palabras, los cambios sólo se producen con respecto a la actitud de la criatura hacia el Creador o el deseo por la Luz.  Nada cambia excepto mi actitud, entendimiento, percepción, mi familiaridad con el mundo en el que vivo.

(52740 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/26/2011, “Un mandamiento”)

El Creador me empuja, mientras que el entorno me atrapa

Siempre estamos a merced del Creador, y Él nos llena, nos hace sentir ya sea lo que se opone a Él o Su opuesto. Este sentimiento puede estar vestido en una variedad de imágenes diferentes, pero de hecho, sólo hay dos estados.

Si la persona trata de permanecer en esta apreciación continua del Creador, mientras es consciente de que está trabajando sólo contra Él, ahorra tiempo. Entonces uno comprende que durante los ascensos y descensos, durante los momentos en los que alaba o critica el Creador, lo ama o lo acusa a Él, mientras tanto está en manos de la fuerza superior que, o bien lo deja fuera del camino o le ayuda en este.

Esto es considerado un éxito o una transgresión sólo en términos del punto de vista de la persona. Y para el Creador, todo es santo, porque es necesario para el esclarecimiento de las propiedades de otorgamiento, y no hay nada malo en el proceso que atraviesa la persona.

Pero aún así, debes tratar de aclarar las cosas de manera rápida y profunda. Tú necesitas jugar contra el Creador de la misma manera que Él juega contigo, necesitas neutralizar el juego. El Creador te eleva o te baja, pero debes usar el entorno a fin de atenuar las subidas y bajadas, dando y recibiendo de este.

En medio de estas subidas y bajadas, tú debes emplear el entorno para encontrar algún tipo de estado intermedio, estable por sí mismo que no pueda cambiar. Es decir, utilizar el entorno como un regulador, un resorte, un generador de energía, que te ayude a mantener el equilibrio durante el ascenso y el descenso. Utilizas el entorno para hacer el cambio de un estado a otro, de fuerza, de intenciones y de deseos, cuando estás por los suelos o en la mayor altura.

Por lo tanto, el entorno trabajará como un rectificador de corriente alterna, y todos sus altibajos vendrán en un estado: la revelación del Creador como una sola fuerza.

(52296 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/22/2011, Shamati # 62)

La tarea que se hace en conjunto

Baal HaSulam, Diario “La Nación”: Con respecto a las reflexiones de la vida, vemos que el proceso de una nación es muy similar al proceso de un simple individuo. La función de cada nación es como la función de los órganos en un simple cuerpo. Como el cuerpo debe tener armonía entre sus partes, así los ojos ven y el cerebro es ayudado por ellos para pensar y consultar, luego las manos trabajan o se defienden, y las piernas caminan.

Por lo tanto, cada uno está en guardia y espera su función. De igual manera, los órganos que componen el cuerpo de la nación, los consejeros, los empleados, los trabajadores, los repartidores, etc. deben funcionar en completa armonía entre ellos. Esto es necesario para la vida normal de la nación y para una existencia segura.

Como la muerte natural del individuo resulta de la falta de armonía entre los órganos de uno, la declinación natural de la nación resulta de alguna obstrucción que haya sucedido entre sus órganos, como nuestros sabios testificaron (Tosfot, Baba Metizia, capítulo 2) que Jerusalén fue destruida a causa de un odio infundado.

Es evidente que nuestro cuerpo es capaz de una existencia saludable solamente si todos sus órganos están devotamente conectados entre sí, donde cada órgano conoce su rol con respecto al cuerpo entero. Entonces, el órgano provee completamente al cuerpo con su trabajo y todas las sustancias, este da y recibe en completa armonía de acuerdo con las leyes correctas y la correspondencia entre ellos.

Esto es claro para todos. Sin embargo nosotros todavía no nos damos cuenta que esta ley se aplica en la escala de toda la creación, de todo el universo. A pesar de que las explosiones o emisiones suceden en algunas partes del cuerpo, y en última instancia, todas forman un gran sistema de vida. Por lo tanto, es bastante posible que el universo entero viva en armonía como un organismo, ¡solo nosotros no entendemos eso!

 Una sociedad humana debería vivir del mismo modo. Poco a poco nosotros estamos acercándonos a la comprensión de que un determinando proceso está llevándonos a una conexión más fuerte y a la dependencia de uno con otro. Solamente necesitamos aclarar que esta interdependencia y conexión crecientes y cada vez más evidentes, dependen de nosotros y que reposan sobre la naturaleza.

 La naturaleza está constantemente revelando nuestra interconexión entre nosotros, y nuestra tarea es responder a ella: conectarnos correctamente. Esto es similar a la forma en la cual la vida normal nos juega malas pasadas dándonos problemas y ejercicios, empujándonos, exigiendo cambios, mientras que nosotros en respuesta tenemos que cambiar, hacer todos los ejercicios y ajustarnos a este mundo.

Esto es lo que está pasando hoy en día. Nosotros no tenemos más remedio que entender que la naturaleza está ofreciéndonos una nueva forma de relaciones, que aún no podemos discernir. Es por eso que es importante decidir cómo aceptarla y hacer correctamente el ejercicio que recibimos hoy.

(51677 – De la 4º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/17/2011, “La Nación”)

La economía no puede arreglarse con cuentos de hadas

Opinión: (Profesor de Economía del Comportamiento, Dan Ariely de la Universidad de Duke): “Las intuiciones a menudo son incorrectas… Porque si lo piensa, las condiciones bajo las cuales usted podría desarrollar las buenas intuiciones son las condiciones en las cuales usted hace las mismas cosas una y otra vez con muy pocos cambios y usted ve efectos inmediatos… Mucho de lo que está sucediendo en el mercado no tiene relación con lo que usted ha hecho, y hay demasiado ruido en esto por lo que es muy difícil para el ser humano observar el mercado y entender la relación entre lo que usted hizo, lo que las compañías están haciendo y lo que sucede.

“Usted conoce todos estos programas a los que la gente viene al día siguiente de pasar algo y… dice” Oh, yo supe esto todo el tiempo, aquí está la historia y aquí el por qué”. Usted tiene todas estas autoridades que le dan una explicación de lo que sucedió ayer. Por supuesto, la pregunta es si ellos pueden predecir lo que va a suceder mañana, y ellos no lo hacen porque saben que no pueden.

“Nosotros hicimos un experimento en el cual tomamos algunos eventos en un mercado de valores: las acciones de IBM subían, las acciones de IBM caían, etc. y creamos estos expertos informáticos… los cuales (a veces) daban la explicación estándar pero a veces ellos podía dar la explicación contraria. Luego preguntamos a la gente cuánto ellos confiaban en estos expertos… y ellos invertirían en el próximo período de acuerdo a su consejo.

“Resulta que no importa qué explicación ellos daban, tan pronto como se daba una explicación, la gente los seguía. Yo creo que esto viene de nuestro gran deseo como individuos de que nos cuenten una historia que explique lo que está sucediendo”.

Mi comentario: En otras palabras, no nos importa las causas de los eventos, sólo necesitamos una historia, sea válida o no. Esto nos da consuelo, como un niño en los brazos de su madre que quiere un cuento de hadas sólo porque él lo escucha de su madre. ¡Nosotros estamos buscando consuelo no una explicación! ¡Pero esto no arregla la economía!

(51533)

Día de unidad en Venezuela

Una pregunta sobre el Centro de Cábala y los amuletos

Pregunta: Me familiaricé primero con la Cabalá a través del Centro de la Cábala. Tengo una colección de libros de Zóhar traducidos al inglés por Michael Berg. Realmente disfruto la página web que usted dirige y también recibir sus correos electrónicos, pero recientemente vi un video en su página donde dice, “Si hilos rojos”. ¿Está usted  al margen del Centro de Cábala de Los Ángeles (de los Berg)? y si es así, ¿cuál es la diferencia entre la información que usted imparte y la de ellos? También quisiera saber con respecto al Zóhar que tengo, ¿Usted cree que las interpretaciones de Michael Berg son precisas?

Respuesta: Hay muchas organizaciones que estudian la Cabalá. Si estudias los materiales auténticos de Baal HaSulam con la intención de elevarte por encima de tu ego, no para obtener salud, éxito en los negocios o para predecir el futuro, sino para lograr una existencia modesta en esta vida corpórea y alcanzar el otorgamiento total hacia las personas, estás en el lugar correcto.

En ninguna parte de la Cabalá encontrarás información acerca de amuletos como método de corrección del egoísmo y el ARI los critica. ¿Cómo puede el dinero comprar el futuro, si toda la enseñanza de la Cabalá es acerca del método para corregir el egoísmo?

(51795)

Un buen hábito: el deseo de otorgar

Todos saben que el hábito se vuelve una segunda naturaleza. Digamos que quiero aprender algún oficio y me ofrezco como aprendiz de tornero o de carpintero. Aún no estoy familiarizado con el material, y gradualmente se me enseña cómo trabajar con este. Es decir, adquiero habilidades (hábitos) en el trabajo y comienzo a sentir el material: Cómo se comporta en respuesta a lo que hago con este y cómo trabajarlo mejor.

Con la experiencia, obtengo una sensación adicional del material que toco. Es cuando decimos que el hábito se vuelve mi segunda naturaleza. Y las cosas que previamente no me eran familiares, las cuales eran incomprensibles, imperceptibles, e indistinguibles, comienzo a sentirlas y a reconocerlas mejor. Incluso discierno los detalles a los que previamente no prestaba atención en absoluto y se me escapaban.

Claramente, nada sucede sin una causa, ¿entonces por qué el hábito de pronto se vuelve mi naturaleza? Esto es siempre la Luz que está trabajando en nuestra materia, nuestro deseo de disfrutar. De acuerdo con la aspiración del hombre, con su deseo de llegar a cierto estado, la Luz trabaja en él y lo acerca a este estado, permitiéndole entenderlo y sentirlo.

Así nos hemos desarrollado a través de nuestra evolución durante miles de años: todo debido a los hábitos que eran parte de nuestra naturaleza. La Luz estaba detrás de cada deseo y ayudó a implementarlo. El deseo atrae la Luz, el hombre evoluciona por esta causa, y así crecemos.

Vemos cuántas veces un niño repite la misma acción, hasta que él o ella finalmente se acostumbran a ello (aprenden) y dejan de hacerlo. Los niños pequeños parecen hacer tales cosas absurdas, pero para ellos es absolutamente necesario, y es la naturaleza que los empuja a ello porque así es como se supone que deben crecer.

Nosotros, también, crecemos constantemente bajo el contraste de estados opuestos, los altos y bajos, una sensación de deficiencia y su llenado. Tal es el camino.

¡Encontramos difícil de creer que incluso ahora estamos en el mundo del Infinito! Pero con la ayuda de los altos y bajos que experimentamos, comenzamos gradualmente a acostumbrarnos a esta idea. Al fin y al cabo, vemos que la apariencia del mundo depende de los ojos con los que lo vemos. Cuando me levanto de buen humor en la mañana, me parece que todo está bien y que todo el mundo es bueno. Y si algo estropea mi buen humor, el mundo inmediatamente se vuelve malo.

Y aun así al mismo tiempo, nuestras propiedades no cambian; es solo su equilibrio el que se mueve ligeramente. Si comenzamos a cambiar nuestras propiedades, entonces, como dicen los cabalistas, vemos mundos muy diferentes, una realidad diferente.

Todo depende de la persona que la alcanza. Pero la realidad en sí es la misma Luz de Infinito, y ves lo que puedes atraer para ti en este momento en segundo plano. Esto define tu mundo: un grado de ocultamiento de la Luz de Infinito, en la cual estás actualmente presente de acuerdo a tus propiedades. Entonces, si queremos ser similares a esta Luz y otorgar como ella lo hace, podemos atraer la Luz que Reforma que nos corregirá y transformará nuestro deseo de disfrutar. Y querrá existir en la forma de otorgamiento.

Esas acciones se convertirán en nuestro hábito. Pero este hábito siempre se opone a nuestro deseo y requiere esfuerzo, hasta que revelemos en nosotros mismos tales propiedades en las cuales experimentaremos la forma del otorgamiento, la forma del Creador. A esto se le llama la revelación del Creador a los seres creados.

Todo sucede en virtud del hábito que se vuelve una segunda naturaleza. Nos entrenamos para despertar en nosotros el deseo con la ayuda del entorno y de los estudios, con el fin de acercarnos al otorgamiento desde un estado muy distante de este.

(51881 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 8/19/2011, Shamati # 7)

Los cabalistas en la percepción de la realidad, Parte 7

Queridos amigos, por favor, hagan preguntas acerca de estos pasajes de los grandes cabalistas. Los comentarios entre paréntesis son míos.

Los alcances que resultan de la interacción entre la esencia y nuestros sentidos externos

No tenemos alcance o percepción de lo que hay en ninguna sustancia ya que todos nuestros cinco sentidos son totalmente inapropiados para ello. La vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto ofrecen a la mente que escudriña sólo las formas abstractas de los “incidentes” de la esencia, concibiéndola a través de la colaboración con nuestros sentidos.

– Baal HaSulam, El Estudio de las Diez Sefirot, parte uno, “reflexión interior”, capítulo 10

(51576)

Lección diaria de Cabalá – 09.01.11

Shamati # 101 “Un comentario acerca del salmo “para el líder entre rosas”

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

El Libro del Zóhar, selecciones, capítulo “VaYikahel” (Y Moisés reunió) “El significado del Sabbath”, ítem 247, Lección 13

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Talmud Eser Sefirot parte 2, capítulo 2, “Histaklut Pnimit”, capítulo 4, ítem 50, Lección 22

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Prefacio a la sabiduría de la Cabalá, ítem 101, Lección 47

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Escritos de Baal HaSulam “La Nación”, Lección 10

Descargar: WMV Video | MP3 Audio