entradas en '' categoría

El adaptador entre el nuevo mundo y yo

Nosotros ya entendemos que todos estamos conectados por un lazo común cercano y que esta conexión funciona en el mundo de manera diferente que en el pasado. Se ha añadido una nueva condición, un nuevo coeficiente a nuestras relaciones, que aun no podemos tener en cuenta debido a nuestra naturaleza. No estamos familiarizados con el sistema en el cual hemos sido arrojados, y no podemos hacer nada al respecto.

Por lo tanto, los cabalistas dicen: Primero debemos aprender qué es el sistema y comprender la situación. Entonces sabremos cómo organizar nuestra vida.

No podemos seguir avanzando por nuestros propios poderes. Si nos negamos a aprender, aprenderemos por medio de terribles golpes que nos mostrarán cuán obstinados e ignorantes somos. En cualquier caso, tendremos que “volver a la escuela” y estudiar la ciencia de la Cabalá. Esta no nos fue dada sin razón, esta nos enseña acerca del sistema de la realidad que es opuesto a nosotros, sobre el mundo superior.

No debemos hacernos ilusiones: al estudiar este sistema, no seremos capaces de corregir el sistema financiero o de encontrar nuevos métodos de gestión empresarial bajo las nuevas condiciones. El estudio de la ciencia de la Cabalá sólo hará que nos demos cuenta que tenemos que pedir el poder de la corrección.

El método de la Cabalá no nos habilitará para continuar “mejorando” el mundo por medio de nuestro egoísmo despiadado. Sólo nos permitirá adquirir un nuevo poder, el poder de otorgar, además de nuestro poder de recibir. Sólo cuando el poder de otorgar domine el poder de recibir, sabremos qué hacer con nosotros mismos y con el mundo.

La sabiduría de la Cabalá no es un manual práctico para resolver todos los problemas mediante el enfoque egoísta acostumbrado. Los estudios solo nos mostrarán cómo pedir un cambio interno. Sólo al cambiar internamente entenderemos qué hacer con el mundo.

Por ello, el método de la Cabalá ha de ser revelado externamente, de forma artificial. Este no crece en nosotros, naturalmente, desde el interior. Se nos ha dado desde el exterior para que hagamos un esfuerzo y pidamos la corrección.

Aquí se nos da el libre albedrío: Estoy frente a un nuevo sistema, un método nuevo, y ahora tengo que desarrollar el deseo de cambio dentro de mí. Yo estoy en mi ego frente a un nuevo sistema, a un mundo nuevo. La ciencia de la Cabalá es lo que me adapta al nuevo mundo. Me ayuda a alcanzar un estado en el cual pido corrección. Entonces, cambiaré: además de mi egoísmo, también tendré el atributo de otorgamiento, y entenderé la forma de abordar el nuevo mundo de la manera correcta.

(55364 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 22 de Septiembre del 2011, “La Nación”)

Material Relacionado:

Un adaptador entre el mundo material y el mundo espiritual
El amanecer de un nuevo mundo
¿Dónde está la entrada al mundo espiritual?

La ola que nos lleva hacia arriba

Pregunta: ¿Cómo puedo llegar a la demanda por el Creador si siento que no soy nada comparado con él?

Respuesta: Nuestro trabajo no está en participar en el examen de conciencia, sino en enfocarnos en el entorno. No hay nada más en lo que tengamos que trabajar, sino en nuestra actitud, en nuestro acercamiento y conexión con los demás, que se deriva de la ruptura de las vasijas.

El Creador es lo que se revela en nuestras vasijas corregidas. Debemos preocuparnos por las vasijas debido a que la Luz Superior se encuentra en reposo absoluto. Cuanto más parecidas se vuelvan las vasijas a la Luz, en cuanto al atributo de otorgamiento, más se revela este atributo, y esto se llama la revelación del Creador a los seres creados.

¿Cómo puede recibir y transmitir señales un radio? Después de todo, ¿estos sonidos no existen en el aire? Es debido a que “despertamos” en el radio la misma onda de radio que existe fuera. De acuerdo con la equivalencia de forma, estas dos ondas se unen y comienzan a resonar. Así se produce el resultado de su unidad en el radio, lo que oímos como sonido.

Claramente, no podemos escuchar las ondas de radio, nuestro oído no es capaz de detectar esas frecuencias. Sin embargo, este conducto que “lleva” la onda tiene algún elemento adicional, la armonía. Y si alcanzamos la equivalencia con la ola principal, comenzamos a escuchar este elemento adicional, la voz interior oculta.

Todos nuestros sentidos trabajan de acuerdo con este principio, y así tenemos que sintonizar la conexión con el Creador.

(55354 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 22 de Septiembre del 2011, Shamati # 240)

Material Relacionado:

La separación trae un descenso, la unidad un ascenso
Mira lo que se siente al ser como el creador
La fórmula perfecta para el ascenso espiritual

El jefe que no paga por el trabajo

La ciencia de la Cabalá no es un libro de referencia para egoístas o un manual para los corredores de bolsa, y no nos enseña cómo hacer negocios del nuevo mundo. Cuando estudio la ciencia de la Cabalá, yo entiendo que tengo que cambiar y que no tengo otra opción. Tenemos que adaptarnos al nuevo sistema, entrar en él conscientemente y sin reservas, dejar atrás todo lo viejo, y cruzar el Rubicón, la barrera tras la que hay un mundo nuevo.

El método de la Cabalá fue revelado y desarrollado por gente especial llamada Yashar-El (directamente al Creador). Así fue revelado a ellos, así lo presentaron al mundo, y todos deberlo saberlo hasta cierto punto.

Por lo tanto, una simple garantía, una solidaridad común, será inútil. Nuestros llamados a la unidad son los primeros pasos hacia una verdadera garantía. Cuanto más avancemos hacia la garantía mutua, más claramente descubriremos que necesitamos una corrección interna para adaptarse al nuevo sistema. No corregimos la naturaleza, y no corregimos el mundo, nos corregimos a nosotros mismos.

El método de la Cabalá es lo opuesto a lo que hemos conocido hasta ahora. Hasta ahora la naturaleza nos ha activado internamente, y siempre hemos llenado nuestro creciente deseo egoísta. Este jefe nos dominó totalmente, y solíamos seguir todos sus mandamientos fielmente. Era tan grande que simplemente cubrió todos nuestros campos de visión y siempre pensábamos sólo en él. No sentíamos la diferencia entre él y nosotros.

Ahora, sin embargo, está naciendo en nosotros una nueva actitud hacia la naturaleza egoísta. Estamos empezando a darnos cuenta hasta qué punto nos domina, hasta qué punto nos destruye, y en qué medida se trata de un mal jefe. Es así porque trabajemos para él, y no recibiremos ningún pago. Por un lado, el gobierno del egoísmo resulta ser malo y conduce a la vacuidad. Por otro lado, se nos revela un nuevo dominio, el dominio del deseo de otorgar….

Hay muchas cosas que tendremos que cuidar y transmitir a todo el mundo. Cuando hablamos con el mundo, le traemos a la gente la Luz que Reforma dentro de nuestras palabras. No hay ninguna diferencia que tanto entiendan, porque la Luz ya está activa en el sistema de nuestra interconexión.

Es por eso que tenemos que salir a las calles, trabajar en las redes sociales, y producir tantos materiales como nos sea posible. No estamos esperando que la gente nos entienda en este momento, nosotros no juzgamos el éxito de la difusión por la respuesta inicial del público. El otorgamiento en sí es nuestra recompensa, puesto que este trae Luz que Reforma a las personas.

(55359 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 22 de Septiembre del 2011, “La Nación”)

Material Relacionado:

Conectemos al mundo
Lo que hagamos hoy tendrá eco mañana en el mundo
125 grados de amor y odio

Lo que hagamos hoy tendrá eco mañana en el mundo

Los problemas que enfrenta el mundo hoy en día llevan a la creación de un nuevo entorno que considere y se preocupe de todos por igual. En primer lugar, tenemos que proporcionar un nivel de vida normal para todos. El mundo tiene los recursos necesarios para ello.

El mundo está construido de tal manera que todos puedan tener todo lo que necesitan en su vida corporal. El resto del llenado vendrá de la conexión entre nosotros, de la sensación de la Luz superior, el grado humano que está por encima del animado.

Hoy en día debemos realizar esto en las masas. En el año que viene veremos como una necesidad instintiva traerá a las personas a las calles y plazas públicas para exigir cosas diferentes, y el gobierno no tendrá respuestas. De repente descubriremos que los países más ricos no tienen nada.

El gobierno superior lo arregla todo de manera que podamos encontrar una solución única en la conexión entre nosotros. Las revoluciones o una redistribución de la riqueza de los ricos a los pobres no nos ayudarán. Hemos pasado por esto, y hemos visto que sólo conduce a la destrucción de la industria y de los comercios. La conexión es la solución.

Tenemos que explicar estos principios y transmitir este mensaje, este entendimiento, a la gente hasta que se acostumbren al enfoque correcto, a la perspectiva correcta. Después de todo, estamos enfrentando un nuevo sistema, al cual hemos entrado, como si se tratara de una matriz. El viejo mundo ya no existe.

Muchos científicos ya están escribiendo sobre esto. La humanidad cree en la ciencia, por lo que debemos atraer a los científicos y ponerlos al frente. Ellos ya están descubriendo el sistema integral del que estamos hablando. Con su ayuda seremos capaces de convencer a todos de que nos volvamos una sociedad integral. Podemos mostrar a la gente que esta es la única solución a nuestros problemas.

Supongamos que la gente nos pregunta: “¿Cómo es posible? ¿Cómo podemos cambiar por nosotros mismos? “Baal HaSulam escribió sobre esto en el artículo “La Libertad“. Por primera vez en la historia tenemos la oportunidad de actuar en forma independiente. Esto involucra a nuestros grupos y a la humanidad en su conjunto: Tenemos que crear un entorno que nos mejore.

¿Cómo es posible crear ese entorno? Tenemos que buscar el sistema oculto entre nosotros. Lo creamos nosotros mismos, como resultado de nuestros intentos de adivinar o imaginar cómo debe ser. Deseoso de penetrar en el interior de su estructura, en realidad me pregunto: “¿Quién es el Creador? ¿Cómo maneja Él las relaciones entre nosotros? ¿Cómo opera Él entre nosotros? ¿Cómo nos conecta? ¿Cómo funciona el Pensamiento de la Creación que nos incluye a todos? “

Al crear la forma que me parece correcta, descubro en mi interior el deseo de descubrir al Creador. Yo soy como un niño pequeño que construye modelos de automóviles, barcos y crece más inteligente si sus esfuerzos por construir algo ya existen por sí mismos. Como resultado de ello, empieza a entender, él crea las cosas. De la misma manera, también nosotros nos volvemos compatibles con el Creador, nos unimos a Él, y lo entendemos a Él.

Cuando nos elevamos de nuestro mundo corporal, creamos gradualmente el mundo del Infinito. En el camino a este, atravesamos cinco mundos. Cada vez hay ocultamientos diferentes para que construyamos esa estructura en una forma más sofisticada, hasta que creemos todo el sistema. Se dice que el Creador creó el mundo del Infinito y lo destruyó, y las personas son quienes lo corrigen y lo reconstruyen en el camino de abajo hacia arriba.

Tenemos que recordar esto. Hay un gran trabajo por delante, un gran sistema, y ​​debemos tratar de prestar atención a todo el mundo y en la vida. Todo esto me es revelado a mí, así que voy a responder a ello de manera correcta.

Lo más importante es no esperar cambios positivos en el mundo, porque los cambios serán sólo para empeorar. Tenemos que añadir a lo que está ocurriendo el máximo esfuerzo por nuestra parte. Nosotros recibiremos una reacción positiva a esto cada día y escucharemos en las noticias acerca de ello y no sólo eso.

Lo que hagamos hoy tendrá eco mañana en el mundo. Exactamente así sucede todo. Tú sentirás tu influencia sobre el mundo, sentirás que la llave está en tus manos. Lo importante aquí es que no moverse bajo la presión del sufrimiento que empuja desde atrás, sino jalar al mundo hacia adelante. Gracias a este tirón, alcanzaremos de hecho la velocidad correcta.

(55259 – De la Lección 7, Convención en Toronto del 18 de Septiembre del 2011)

Material Relacionado:

Una solución fácil
La realización del alma: aprender y enseñar
Un conductor de ideas

¡Hacia el viento!

Hemos sido creados como un solo sistema del alma colectiva y somos interdependientes. Sin embargo, la Luz Superior lleva a esta vasija colectiva hacia una ruptura, y después esos pedazos rotos caen más y más, dividiéndose cada vez más y distanciándose entre sí.

Y cuando alcanzan el fondo, comienzan a despertar, desde lo más profundo de la caída. La misma Luz que los obligó a caer comienza a despertarlos y a tirar de ellos hacia arriba.

Ese ascenso se compone de varias etapas y se lleva a cabo principalmente en los grados de la naturaleza inanimada vegetativa y animada, donde la vasija opera inconscientemente, siendo completamente esclavizada por la Luz. Sin embargo, en el grado humano, debemos revelar nuestros propios anhelos.

El deseo existe en todos y es creado por la Luz “a partir de la ausencia”, como una impresión inversa de la Luz. Y el anhelo es lo que debemos desarrollar dentro de nosotros por medio de nosotros mismos. Ese anhelo es la verdadera “criatura“, que se despierta, y añade sus intenciones, esfuerzos, y amor por sí misma.

Todo esto no viene como una respuesta directa a la influencia de la Luz, sino que es el resultado de la propia búsqueda de la vasija. Sin duda, la Luz funciona aquí, aunque de una manera oculta, sin embargo, todavía hay la adición necesaria aquí de parte de la vasija que se ha desarrollado hasta la cuarta y última etapa. Esta adición es su propio anhelo y amor.

Para nosotros, se expresa en nuestra lucha contra el deseo egoísta revelado en nosotros cuando queremos unirnos. No sentimos la resistencia de nuestro ego en nada más que en lo que se refiere a la unión en el grupo, en anularnos ante su fuerza para alcanzar la cualidad del otorgamiento general que yace dentro de nosotros, que es llamada la revelación del Creador.

Si una persona se dirige de esta manera, que es llamada “Israel, la Torá, y el Creador son uno”, en ese esfuerzo, ella revela la resistencia de su ego a la corrección. Sin embargo, debe continuar por todos los medios y aún tratar de revelar en su interior al menos una cierta disposición a unirse.

Es similar a un velero que no puede navegar directamente contra el viento. Sin embargo, hay velas especiales que ayudan a su navegación en zigzag, en forma de una curva de ascenso y descenso, y de esta forma avanza hacia el viento.

De esta manera debe comportarse una persona cuando descubre que es incapaz de ir en contra de su ego, que este está impidiendo su unión con el grupo para anularse ante él y revelar la cualidad de otorgamiento general en él. Sin embargo, es capaz de hacerlo en todo tipo de medios indirectos, auxiliares.

Estos medios auxiliares son llamados el entorno que una persona construye de forma que le influya. ¡El entorno se convertirá en la vela que lo llevará en zigzag hacia el viento, y así avanzará!

(55284 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 21 de Septiembre del 2011, Shamati # 232)

Material Relacionado:

Creando música con el viento superior
¡Cada uno debe convertirse en el autor de la creación!
Momentos de cabalá- “carencia de luz”

El único camino a la paz mental

Pregunta: ¿Cómo podemos estar seguros de que si ahora nos conectamos, entonces de inmediato veremos una mejoría en la vida? ¿Tal vez pondría empeorar repentinamente?

Respuesta: Según la medida en la que tratamos de unirnos, recibimos una mayor revelación en sentimiento y comprensión y alivio para todos nuestros estados, incluidos los corporales. Todo depende sólo de nuestros esfuerzos.

Incluso el Arí, antes de su muerte dijo a sus alumnos que si realmente querían avanzar, él no sería quitado de entre ellos y no moriría. Y ahora ha fallecido en el mundo, porque no hay ninguna necesidad de él. Él no
fue necesario para ellos. Ellos gritaron: “¡Cómo puede ser, te necesitamos tanto!” Pero en realidad, no lo necesitaban, y murió, ya no se manifiesta a través de un cuerpo físico.

Sin embargo, si tuviéramos un deseo de avanzar en la dirección del dar y de la unión, de inmediato hubiéramos visto resultados positivos. Seguramente, no seríamos capaces de medirlos de acuerdo a las ganancias egoístas, por el contario, nunca seríamos capaces de salir de nuestro egoísmo. Los vemos en el otorgamiento, en nuestra capacidad de conectarnos en el mismo anhelo que descubrimos. Esto es llamado la Luz Reflejada, dentro de la cual se revela la Luz Directa. Después de todo, yo quería estar en otorgamiento, en la unidad, y ahora descubro que soy capaz de hacerlo. Yo veo mi avance en el otorgamiento, esa es mi recompensa.

Y si estoy en el otorgamiento, también veré una mejoría en la vida corporal: una vida normal. Esta es la ley de la naturaleza: El éxito se te ha prometido. Hay personas que no tienen problemas con el dinero o la salud, pero no están satisfechos con sus vidas. Mientras que tú llegas a un estado en el que estarás satisfecho con todo. ¡Y realmente lo tendrás todo! El Creador, la fuerza de la Luz, no carece de nada. Él puede imprimir dólares para ti de manera infinita.

En el momento en que cambia la dirección, de inmediato, casi al instante, vemos los resultados. Si toda la nación comenzara a acercarse a la garantía mutua, podríamos ver cómo todo empezaría a calmarse: Los cohetes dejarían de caer sobre nosotros, la inflación se detendría, habría menos accidentes en las carreteras, toda nuestra vida diaria se normalizaría. Digo esto con toda seriedad.

Lo único que necesitamos es coincidir nosotros mismos con la ley de garantía mutua, cambiar de dirección, cada uno según su entendimiento. Nada más se pide de nosotros. En su artículo “La Paz”, Baal HaSulam escribió que si aceptáramos esta ley, entonces dentro de pocos años podríamos alcanzar la prosperidad en todas las áreas: en la salud, en el nivel de vida, en la educación de los niños, en la administración del estado, en la relación de la nación con el gobierno, y en la seguridad.

Después de todo, todos nuestros problemas se originan sólo en la falta de compatibilidad con la naturaleza. No hay ninguna otra ley, solo la del equilibrio con la naturaleza, la equivalencia de forma. El Creador creó el deseo de recibir y dijo: “Él debe ser similar e igual a mí”. Y desde entonces, todo gira en torno a eso solamente. No hay nada más, comenzando desde la Primera Restricción y de la decisión de transformarnos en similares a Él. Esto se conoce como la ley de equivalencia de forma. Si no lo implementamos, sufriremos sólo para que lo pongamos en práctica al final del día.

La única libertad que tenemos es que elegir cómo queremos avanzar: por medio de la vara o de la zanahoria. La elección es tuya.

(54603 – De la lección diaria de Cabalá del 9/2/2011, Carta de Rabash)

Siguiendo el camino de los cabalistas, Parte 5

Queridos amigos, por favor hagan preguntas acerca de estos pasajes de los grandes cabalistas. Los comentarios entre paréntesis son míos.

A través de la adhesión a los discípulos sabios, es posible recibir algún apoyo. En otras palabras, sólo un discípulo sabio puede ayudarlo, y nada más. … Por lo tanto, uno debe rendirse ante un discípulo sabio y aceptar lo que el discípulo sabio deposita en él sin ningún tipo de argumentos, sino por medio de la vía que está por encima de la razón.

– Baal HaSulam, Shamati (He Escuchado), # 105, “El bastardo que es un sabio discípulo precede al alto sacerdote común”

Esta es la naturaleza del mundo: el inferior se inclina ante el superior. Por eso, el tonto que adoptan los pensamientos de los sabios adquiere su forma de pensar. Sin quererlo, ellos se unen a los sabios de acuerdo con la naturaleza de la creación, así el mundo se corrige.

– Baal HaSulam, Fruto del sabio, charlas, “Delicia permanente y esclavitud suprema”

(54203)

Siguiendo el camino de los cabalistas, parte 4
Siguiendo el camino de los cabalistas, parte 3
Siguiendo el camino de los cabalistas, parte 2

Lección diaria de Cabalá – 09.25.11

Escritos de Rabash, Dargot HaSulam, “Que seas inscrito en el Libro de la Vida”

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

El Libro del Zóhar, selecciones, capítulo “Vayakhel” (Y Moisés reunió) “Harás un altar como un lugar para quemar incienso”, ítem 471, Lección 23

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Talmud Eser Sefirot parte 6, capítulo 15, ítem 115, Lección 31

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Prefacio a la sabiduría de la Cabalá, ítem 127, Lección 55

Descargar: WMV Video | MP3 Audio

Escritos de Baal HaSulam “La Nación” (comienza con: “Por lo tanto los iones  intercambiados…”), Lección 19

Descargar: WMV Video | MP3 Audio