Cambiemos hacia la economía del futuro

Pregunta: ¿Qué concepto económico ofrece la idea de la garantía mutua?

Respuesta: Es difícil decir algo acerca del actual periodo de transición. Tenemos que trabajar junto con los especialistas. Existe la economía que ha funcionado hasta ahora, y existe la economía de la siguiente fase, construida con base en la distribución justa y el suministro de las necesidades básicas. Una persona trabajará para el suministro de las necesidades vitales en el sentido comúnmente aceptado, mientras invierte todo el resto de sus esfuerzos en su crecimiento interior porque ahí experimenta llenado, la cual eventualmente se volverá infinito.

Juntos decidimos cómo proveer para nuestras necesidades vitales, y entonces, al avanzar, veremos cómo se reducen a las necesidades básicas.

Pero por el momento, el mundo debe vivir de forma normal. Una persona necesita una casa, una lavadora, un refrigerador, una aspiradora, una cama, muebles, una escuela para sus hijos, pensión, vacaciones, seguro médico, etc. Sin embargo, todo esto se requiere sólo al grado necesario para la existencia, considerando que todas nuestras intenciones aspiran a la garantía mutua. Esta es la garantía más segura en y por sí misma: Cuando estoy seguro de que todos cuidan de mí, me libero de mis preocupaciones egoístas. Debemos ayudar a cada persona para que esté en posición de no pensar en sí mismo.

Para eso necesitamos una economía, bancos, comercio, y cálculos mutuos- todo lo que sea necesario para el suministro de siete mil millones de personas y para resolver los problemas y compensar fallas y accidentes inesperados. En pocas palabras, necesitamos sistemas de largo alcance, pero que funcionen bajo el principio de complementariedad en lugar de competencia.

De acuerdo con esto, renunciaremos a los excesos. Digamos que, no cambiaremos nuestros autos por nuevos tan a menudo si los antiguos aún están en buenas condiciones. O cancelaremos proyectos científicos costosos si no tienen sentido.

El problema es la transición, la cual es posible sólo bajo la condición de que trabajemos juntos, mostrando a los economistas, sociólogos, y politólogos el nuevo estado del mundo. Entonces entenderán que no hay opción sino pasar de la oposición a la unificación, y discutir las maneras de salir de la crisis para ser salvados de la gran aniquilación. Ellos tienen que tomar consciencia de este problema, y entonces serán capaces de organizar un programa mutuo, terapéutico.

Por nuestra parte, debemos influir al mundo lo más posible para que la fase de transición no sea tan dolorosa. Esto depende principalmente de nosotros. Después de todo, todos los demás están actuando automáticamente, bajo las órdenes del egoísmo, el cual sólo se mueve mediante los problemas y hasta cierto grado, mediante nuestra influencia. Y no nos dirigimos a la mente de las personas, sino que llevamos nuestra unidad a la sociedad humana, la cual se volverá un terreno favorable.

Entonces de pronto sentirán, “Aquí hay algo que vale la pena escuchar”. Incluso si antes no conocían nada, en el interior admitirán que tenemos razón.

(55651 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 9/25/11, “La Nación”)

 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: