Cómo blanquear los diferentes colores de deseo

Toda la realidad es el desarrollo de nuestro deseo de recibir placer. En primer lugar es necesario que este se desarrolle por su cuenta, hasta que alcance un grado espiritual. Y de ese punto en adelante, empezamos a desarrollarnos de dos maneras, de acuerdo con dos vías paralelas: la izquierda y la derecha, elevándonos siempre por encima de nuestro deseo de recibir placer y trabajando por la importancia del deseo de otorgar. Hacemos esto hasta que entendemos que no hay tal cosa como el deseo de recibir: Todo lo que existe es el otorgamiento puro.

Es de esta manera que llegamos a un punto donde no hay nada blanco, sino que hay luz blanca continua alrededor de esto, y empezamos a hacer diferentes acciones para mantener esta cualidad de color blanco. Todo el trabajo sucede en la noche a fin de separar la naturaleza del receptor de la naturaleza del otorgante y de entender que nuestro deseo de recibir placer no es más que la impresión inversa de la Luz. Que se nos da específicamente para que la sobrepasemos, para que nos elevemos por encima de esta oscuridad, y construyamos nuestra propia realidad.

Estos obstáculos a superar son como los ejercicios de la escuela o las prácticas deportivas de los cuales depende nuestro progreso. Y el instructor es bueno cuando se tiene una gran reserva de ejercicios buenos y adecuados organizados en la secuencia correcta, de acuerdo con las necesidades de cada estudiante. Además, sabe cómo llevar a la persona a la corrección, es decir, a la meta, en la forma más rápida y eficiente.

Nuestra vida entera es una serie de ejercicios que el Creador pone ante nosotros, esperando que cada vez reaccionemos adecuadamente a ellos. Y Él es un juez competente, que nunca comete errores, que conoce todas las formas y los fundamentos de todos. Es por eso que tenemos que entender que todo lo que sentimos, en cada momento de nuestra existencia, sólo se diseñó para el más rápido y eficiente alcance de la buena y apropiada meta de nuestro desarrollo, hasta que alcancemos el perfecto estado final.

Es por ello que necesitamos justificar todas las acciones del Creador sobre nosotros y todas las situaciones que Él pone ante nosotros para que podamos practicar la superación y la evaluación, estableciendo así una actitud adecuada. Esta es nuestra vida en todos los aspectos de ella.

Sin embargo, cuando no somos capaces de hacer un ejercicio y de reaccionar de la manera correcta, viene el siguiente estado. Y si nuestras acciones tienen éxito en esta etapa, también corregimos la deuda que hemos dejado de la última vez. Todos los estados en cualquier momento están conectados en una cadena como causas y consecuencias: la sensación en el corazón y la mente, en la percepción de la realidad, en la sensación del pasado, del presente y del futuro, y de todo el entorno. Todas estas cosas que pinto con mis propias cualidades, como al usar las pinturas en un lienzo de Luz blanca, que tomo desde el punto negro, son sumergidas en un océano blanco de otorgamiento.

Todo lo que existe, además de la Luz blanca que aún no distingo, todas estas cosas son sombras de mis cualidades. Y si las elevo al nivel de justificar a Quién me da las sensaciones actuales, yo me veré como un punto negro en el océano de Luz blanca. Y todo lo demás que veo además de esto es una adición para llevarme al próximo nivel, al grado más alto.

Y Su adición viene como una sensación de oscuridad en todas las diferentes formas que mi actual realidad pinta para mí. Sin embargo, todos estos colores son hechos con mis “613” deseos corruptos. Es por eso que veo que en toda la realidad, tanto en la vida corporal como en la sensación interior (el corazón y la mente), el Creador siempre me invita a alcanzar la similitud con Él. Después de todo, no tengo nada más que un punto negro como fundamento de que Él me creó “de la ausencia”, gracias al océano de Luz superior.

El trabajo espiritual comienza aquí.

(54025 – De la 1º parte de la lección diaria de Cabalá del 9/8/2011, Shamati # 127)

Material relacionado:
Un rayo de Luz en la total oscuridad
El mundo proyectado por la Luz
Sólo la Luz proporciona todas las respuestas

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta