Economía realizada mediante la fórmula del equilibrio

Pregunta: Vemos que la humanidad en la actualidad está tratando de arreglar y mejorar los sistemas económicos ¿pero tiene algún sentido cambiar algo sólo para convencernos de que esto no funciona y que antes que nada, necesitamos cambios internos?

Respuesta: Estamos ya revelando el hecho de que nuestro sistema económico es defectuoso. Pero aún estamos tratando de corregirlo usando los antiguos instrumentos, y al hacerlo sólo lo arruinamos todavía más. Gradualmente se vuelve más claro para las personas que no tienen ningún poder aquí y que la antigua forma de pensar ya no es efectiva. El único problema es que aún no entendemos dónde obtener una nueva mente.

Y por su parte, los cabalistas aún no saben cómo llegar a la humanidad y cómo transmitirles esta nueva forma de pensar para que todos trabajemos juntos en crear nuevos sistemas. La economía es la base de nuestra vida material, de la producción y el comercio, y de la provisión de bienes. En la esfera material no hay nada más importante que la economía porque este es el programa de conexión entre nosotros, el cual funcionó de forma completamente egoísta hasta hoy, basado en la recepción del óptimo beneficio en cualquier circunstancia.

Esa es la simple fórmula económica que debe ser realizada en todo lugar. Claramente, las personas aún están tratando de robar aquí y allá si pueden, pero este enfoque ya no corresponde con la fórmula. En la forma ideal, la economía nos habla de cómo organizar relaciones en la sociedad de manera que cada uno reciba el beneficio máximo, óptimo. Este es el sueño del economista.

Sin embargo, ahora necesitamos una fórmula completamente diferente. Necesitamos seguir redefiniendo el significado del “nivel de vida necesario para una vida digna” y cuidar de proporcionarlo a todos. Tenemos que educar a las personas de manera que cada persona aspire a alcanzar este nivel, con algunos que se eleven desde abajo (es decir, aquellos que están debajo de este nivel) y otros, que desciendan desde arriba de este nivel.

Este nivel necesario no es la línea mínima de pobreza, sino mucho más alto, uno que suponga una vida normal. Algunos se elevan hasta ahí, mientras que otros descienden hasta ahí, pero lo hacen por su propio deseo, que debe lograrse por medio de la educación. Todos los excesos que queden deben ser distribuidos para las necesidades generales del gobierno, lo que puede incluir la defensa o cualquier otra cosa.

Sin embargo, si hablamos de todo el mundo se mueve por entero hacia la corrección y no necesita gastar dinero en defenderse, entonces podemos reducir enormemente la producción. De acuerdo con nuestra similitud con la naturaleza, debemos llegar al estado en el que existimos como órganos de un cuerpo humano en el que cada persona recibe sólo según el grado que le es necesario para vivir por el bien del otorgamiento a otros. Por lo tanto, nos aproximamos a una vida en la que la producción y el comercio se volverán más y más restringidos hasta llegar a un nivel en el cual cada uno termina en el nivel en el que decide estar, y ya no se elevará de ahí.

Así, ayudaremos a la naturaleza a restaurarse y no absorberemos sus últimos recursos. Les dejaremos algo a nuestros hijos y nietos. Usaremos los recursos naturales de una manera que nos deje siempre en equilibrio, armonía, y circulación con la naturaleza.

Esta es nuestra responsabilidad, y si no logramos esto, la naturaleza nos enseñará con métodos muy duros. Ya no habrá agua o petróleo restante a nuestro alrededor, ni ningún otro recurso. En pocas décadas nos quedaremos sin nada. Entonces, todo lo que hemos construido se volverá inútil y toda la producción se detendrá porque no tendrá nada con qué funcionar. No habrá iluminación, calefacción, o refrigeración (nada). Esto es así porque habremos desperdiciado todos los recursos en nosotros mismos, en cosas innecesarias que van más allá de las necesidades. Y no habrá nadie a quién culpar por el hecho de que tus hijos no tendrán nada para existir, excepto a ti mismo.

Sin embargo, por ahora aún estamos tratando de arrebatar tanto como podamos y succionar tanto como podamos de la tierra. Incluso estamos comenzando a explorar en mitad del océano para extraer petróleo. Agotaremos todo, incluyendo los polos Norte y Sur. Pero en cierto punto esos recursos tienen que acabarse, y entonces finalmente entenderemos….

No obstante, espero que a pesar de ello logremos desarrollar una nueva fórmula para la economía cuyo objetivo no sea la gratificación egoísta inmediata, sino el alcance del equilibrio. Debemos discernir cuál debe ser la nueva economía en una nación que existe entre otras naciones que aún no se han corregido. Y entonces esta fórmula se dispersará por todo el mundo.

Pienso que será mucho más fácil implementar esta fórmula en comparación con lo que sucede ahora porque en esencia, tenemos que simplificarlo todo, alcanzar el equilibrio, y restaurar la circulación normal.

(53818 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 9/6/11, “La Nación”)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: