El adaptador entre el nuevo mundo y yo

Nosotros ya entendemos que todos estamos conectados por un lazo común cercano y que esta conexión funciona en el mundo de manera diferente que en el pasado. Se ha añadido una nueva condición, un nuevo coeficiente a nuestras relaciones, que aun no podemos tener en cuenta debido a nuestra naturaleza. No estamos familiarizados con el sistema en el cual hemos sido arrojados, y no podemos hacer nada al respecto.

Por lo tanto, los cabalistas dicen: Primero debemos aprender qué es el sistema y comprender la situación. Entonces sabremos cómo organizar nuestra vida.

No podemos seguir avanzando por nuestros propios poderes. Si nos negamos a aprender, aprenderemos por medio de terribles golpes que nos mostrarán cuán obstinados e ignorantes somos. En cualquier caso, tendremos que “volver a la escuela” y estudiar la ciencia de la Cabalá. Esta no nos fue dada sin razón, esta nos enseña acerca del sistema de la realidad que es opuesto a nosotros, sobre el mundo superior.

No debemos hacernos ilusiones: al estudiar este sistema, no seremos capaces de corregir el sistema financiero o de encontrar nuevos métodos de gestión empresarial bajo las nuevas condiciones. El estudio de la ciencia de la Cabalá sólo hará que nos demos cuenta que tenemos que pedir el poder de la corrección.

El método de la Cabalá no nos habilitará para continuar “mejorando” el mundo por medio de nuestro egoísmo despiadado. Sólo nos permitirá adquirir un nuevo poder, el poder de otorgar, además de nuestro poder de recibir. Sólo cuando el poder de otorgar domine el poder de recibir, sabremos qué hacer con nosotros mismos y con el mundo.

La sabiduría de la Cabalá no es un manual práctico para resolver todos los problemas mediante el enfoque egoísta acostumbrado. Los estudios solo nos mostrarán cómo pedir un cambio interno. Sólo al cambiar internamente entenderemos qué hacer con el mundo.

Por ello, el método de la Cabalá ha de ser revelado externamente, de forma artificial. Este no crece en nosotros, naturalmente, desde el interior. Se nos ha dado desde el exterior para que hagamos un esfuerzo y pidamos la corrección.

Aquí se nos da el libre albedrío: Estoy frente a un nuevo sistema, un método nuevo, y ahora tengo que desarrollar el deseo de cambio dentro de mí. Yo estoy en mi ego frente a un nuevo sistema, a un mundo nuevo. La ciencia de la Cabalá es lo que me adapta al nuevo mundo. Me ayuda a alcanzar un estado en el cual pido corrección. Entonces, cambiaré: además de mi egoísmo, también tendré el atributo de otorgamiento, y entenderé la forma de abordar el nuevo mundo de la manera correcta.

(55364 – De la 5º parte de la lección diaria de Cabalá del 22 de Septiembre del 2011, “La Nación”)

Material Relacionado:

Un adaptador entre el mundo material y el mundo espiritual
El amanecer de un nuevo mundo
¿Dónde está la entrada al mundo espiritual?

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: