El Creador no es una persona

Pregunta: ¿Cómo hace una persona para formar la cualidad de otorgamiento dentro de sí?

Respuesta: No hay Creador sin criatura. Y el Creador es esa misma cualidad de otorgamiento que formamos. Si no la formamos, el Creador no existe.

¿Que existe entonces? Existe Su esencia inalcanzable, Atzmuto, la raíz original de todas las cosas, que está absolutamente desconectada de nosotros. Nosotros formamos y construimos al Creador al realizar esfuerzos y producir la cualidad de otorgamiento. Generamos esta cualidad por el trabajo común entre nosotros. Si lo realizamos y lo engendramos, eso es lo que se llamará “el Creador”.

El  Partzuf espiritual que construimos en las relaciones entre nosotros es nuestro deseo de recibir que hemos restringido y llenado con la Luz Reflejada, el deseo de otorgar y junto con eso, se revela dentro la cualidad de otorgamiento, llamada “el Creador”.

En otras palabras, “el Creador” es la Luz de la NRNHY que revelamos en nuestras vasijas espirituales corregidas para otorgar. En realidad, “el Creador” es la Luz común de NRNHY que alcanzamos finalmente. Baal HaSulam escribe que la Luz general de NRNHY que llena a Malchut del mundo de lo Infinito, es llamada “el Creador”. Y que las porciones más pequeñas en las etapas intermedias son grados de Su alcance.

El Creador no es una persona; Él no tiene características individuales o imagen. Por eso no puedes volver a Él porque tú eres quien lo construye. El Creador no tiene ninguna forma, tú eres quien le da forma. Sobre tu deseo de recibir tú colocas el deseo correspondiente de otorgar, y eso significa que has construido al Creador. No hay ninguna otra manera.

Si crees que el Creador tiene una forma antes de que tu se la hallas construido, significa que adoras una determinada imagen, un ídolo. Éste es el significado de “trabajo extraño” o adoración de ídolos.

Estos son los principios de la actitud correcta hacia la naturaleza. Por eso es que no puedes visualizar distintas imágenes o semejanzas con respecto a ti. Este fue el primer descubrimiento de Abraham, cuando “rompió los ídolos”, lo que significa que se dio cuenta de que él era quien formaba la cualidad de otorgamiento. Y hasta entonces existe sólo una cierta raíz original que no podemos imaginar de ningún modo.

(54876 – De la lección de preparación, Convención de Cabalá en Toronto del 9/16/2011)

Material relacionado:
Una persona espiritual en un mensajero de la tierra
El Creador creó al hombre recto
Cómo comprender al Creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta