En el umbral del infinito

Pregunta: Durante la lección yo estoy constantemente pensando en la próxima convención y es difícil que yo pueda concentrarme en la lección. ¿Estoy perdiéndome de algo, como resultado de esto?

Respuesta: Por supuesto que no. Siempre sentimos la presión en el proceso de preparación de tales eventos masivos. Una vez al año nos reunimos en una convención en los Estados Unidos, y debemos ver esto como una oportunidad única para unirnos unos con los demás. No hay otra oportunidad para recibir más Luz Circundante, apoyo y fuerza para avanzar, que la oportunidad que tenemos en reuniones como ésta.

Esto es exactamente lo que yo personalmente espero. Recuerdo que cuando empecé a estudiar con Rabash, literalmente, unos meses más tarde fuimos a Tzfat (Safed) juntos. En el pequeño patio de una casa pequeña, todos los estudiantes de Rabash se reunieron, ellos habían estudiado con él en diferentes momentos y repentinamente querían unirse a nosotros. Alrededor de 40 personas se reunieron, este era un grupo bastante grande, antes de traerle a él los estudiantes nuevos.

Vi lo emocionado que estaba por este viaje y por estar ahí. Yo le pregunté: “¿Qué es tan especial?” Explicó que estas reuniones son el medio más eficaz en el mundo para el avance espiritual a la cual viene la persona con el fin de unirse con otros, a trabajar por esta causa, a hace esfuerzos y a desear recibir las fuerzas de los demás, para reunirlos y absorberlos en su interior, para beber literalmente este poder. Y esto sólo depende de él y de su sensibilidad.

Si me preparo para la convención de la manera correcta, entonces cuando yo llegue allí, recibo todo lo que pueda. Todo depende de mí. Esto se debe a que estamos de pie ante el Infinito. Puedo llegar a la convención y no recibir nada, despreciar los demás, y salir de allí aún más frío que antes. O puedo ir allí y ser impresionado, conmovido e inspirado. Yo puedo absorber mucha más fuerza y ​​Luz Circundante que la que hubiera podido recibir durante años de estudio. Todo depende de mi preparación.

Por lo tanto, ya debemos estar preparándonos para la próxima convención. Antes de un evento tan grande, en el cual la persona tiene la intención de conectarse con los demás, esta debe experimentar la preocupación y el temor, debe sentir que está ante el umbral de grandes cambios internos. Esta expectativa llena de presión y de preparación se siente aún físicamente.

(De la 2º parte de la lección diaria de Cabalá del 3/08/11, El Zóhar)

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: